Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albiol renunciará a la presidencia del PP y al escaño en el Parlament para dedicarse a la candidatura de Badalona

El diputado anuncia la celebración de un congreso extraordinario de su formación dentro de un mes

Xavier Garcia Albiol, líder del PP, conversa con Miquel Iceta en el hemiciclo
Xavier Garcia Albiol, líder del PP, conversa con Miquel Iceta en el hemiciclo EL PAÍS

Xavier García Albiol, presidente del Partido Popular en Cataluña, ha anunciado este viernes por la mañana que tiene la intención de renunciar al cargo de presidente de la formación para dedicarse completamente a recuperar la alcaldía de Badalona que perdió en las elecciones de 2015. La junta directiva de la formación celebrará este lunes una reunión, con la presencia de Pablo Casado, presidente del PP, en la que se convocará un congreso extraordinario que se realizará con toda probabilidad el fin de semana del 10 y el 11 de noviembre. Albiol renunciará también a su acta de diputado aunque no ha concretado en qué fecha lo formalizará.

En una declaración en la sede del partido, Albiol ha recordado que su deseo siempre ha sido reconquistar la alcaldía que perdió en 2015 por el "pacto de perdedores" que le desplazó del cargo pese a ganar las elecciones. "He pedido a Pablo Casado la convocatoria de un congreso para elegir nuevo presidente. Mi apuesta por Badalona es clara. Es lo mejor para mi ciudad, para el PP y para mí", ha afirmado. El diputado siempre había insistido en la dificultad de compaginar la candidatura con la presidencia del partido aunque en principio pensaba conservar los dos cargos hasta después de los comicios. Los posibles aspirantes que podrían suceder a Albiol son el diputado en el Parlament, Alejandro Fernández —la militancia da por hecho que dará el paso— y la exministra Dolors Montserrat. Los dos respaldaron a Casado en el congreso de la formación el pasado mes de julio. Los candidatos deben presentar 90 avales.

Con su anuncio, Albiol se adelanta al plan que había dibujado en julio cuando anunció su determinación de seguir en el cargo hasta después de los comicios. El diputado matizó entonces que si recuperaba la alcaldía, ahora en manos del socialista Alex Pastor, decidiría entonces renunciar al considerar incompatible compaginar los dos cargos. Ese escenario lo pactó Albiol con Casado en Madrid el fin de semana en que fue proclamado presidente del partido.

La decisión tomada por Albiol ha puesto de relieve la aparente indecisión que envuelve a la candidatura del PP de Barcelona. Los populares aún no han designado oficialmente a un aspirante a la capital catalana pese a que el ex primer ministro francés Manuel Valls ha anunciado su intención de concurrir de la mano de Ciudadanos. Albiol ha revelado que se reunió con el político francés en junio y ha reiterado que la intención del PP es presentar una candidatura propia. Casado, además, ya expresó su deseo de no sellar ninguna alianza con Valls. "¿Que yo no lo descarto?", se ha preguntado Albiol. "Lo que yo digo es que nuestra voluntad es formalizar una candidatura pero eso no quita si quiere dialogar y ver si tenemos puntos en común antes y después". Todo apunta a que el cabeza de lista se elegirá después del congreso.

Tras desplomarse en las elecciones municipales de 2015 —logró en Barcelona tres ediles— y seguir en caída libre en las elecciones autonómicas del pasado 21 de diciembre —pasó de 10 a cuatro diputados—, el PP ha pasado una de las etapas más críticas de su historia en Cataluña. En clara competencia con Ciudadanos, su objetivo es, de la mano de Casado, empezar a remontar y salir del agujero. Albiol ha defendido este viernes que esos malos resultados no fueron por culpa de los militantes del PP. "Es evidente que pagamos la decisión del Gobierno de España de alcanzar un pacto de estabilidad democrática con el resto de partidos constitucionalistas", ha esgrimido. "Nos pilló en medio: unos nos pedían más contundencia y otros menos. Es nuestra grandeza: nos sacrificamos por España y Cataluña. Y lo asumimos con mucha dignidad".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >