Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere una bebé de un año dentro de un vehículo en Madrid

La menor ha sido encontrada en un coche aparcado en el barrio de Sanchinarro

Policías municipales y nacionales en una imagen de archivo. Ampliar foto
Policías municipales y nacionales en una imagen de archivo.

Una bebé de un año ha fallecido este miércoles dentro de un vehículo aparcado en el madrileño barrio de Sanchinarro, por causas que ahora se investigan, ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid. La niña fue encontrada muerta en el interior de un coche, en la calle de Ana de Austria, después de que el padre la dejara hacia las ocho y media de la mañana y se marchara a trabajar, sin llevarla a la guardería, según fuentes policiales.

Cuando la madre ha ido, en torno a las tres de la tarde a recogerla, los responsables del centro infantil le han dicho que la niña no estaba y que nadie la había llevado esta mañana. Aunque aún no se conocen todos los detalles, la madre ha sido la que ha encontrado a la pequeña dentro del coche y ha conseguido sacarla al poder abrirlo con un juego de llaves que tenía en su poder. Hasta allí se han trasladado el Samur, que han intentado, sin éxito, reanimar a la bebé durante 45 minutos, sin éxito.

La Policía Nacional investiga los hechos para conocer las circunstancias de lo ocurrido y sus responsables.

El padre de la niña ha sido detenido, pero aún no ha sido interrogado porque está recibiendo ayuda psicológica, ya que se encuentra en estado de shock.

No es la primera vez que ocurre un suceso de estas características este año en España. Hace tan solo dos meses, en Manacor (Mallorca),una bebé de 10 meses murió por un golpe de calor después de que su abuelo la dejara olvidada en el coche unas ocho horas.

En julio de 2009 murió un niño de tres años en la localidad de Leioa (Vizcaya) después de que su madre también se olvidara de dejarlo en la guardería, quedándose dentro del coche mientras ella iba a trabajar. 

En el verano de 2008 se sucedieron en pocos días dos casos parecidos: en julio un niño de dos años murió por deshidratación en Sevilla y el 31 del mismo mes un bebé de tan sólo 25 días falleció en el maletero de un coche en Olot (Gerona). Al parecer fue por un descuido del padre, que introdujo la canastilla en el vehículo sin percatarse de que dentro estaba el pequeño. En 2007 también falleció una niña de 21 meses en el interior de un coche cerrado en Jávea (Alicante). 

 

 


Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información