Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURA

Los billetes olvidados de la Guerra Civil

Una muestra, parte de la séptima edición del Encuentro Estatal de Monedas Sociales, exhibe monedas alternativas a las oficiales usadas entre 1936 y 1939

Varios billetes y monedas usados como forma de pago durante la Guerra Civil.
Varios billetes y monedas usados como forma de pago durante la Guerra Civil.

La exposición Las monedas españolas olvidadas abre sus puertas hasta este sábado en Rivas Vaciamadrid para exhibir una muestra inédita en España sobre billetes y monedas municipales de la Guerra Civil de la colección Wilko von Pritwith, que atesora más de 7.000 ejemplares originales utilizados durante uno de los periodos más trágicos de la historia española. La exposición, que está enmarcada dentro del séptimo Encuentro Estatal de Monedas Sociales, tendrá lugar en el Centro Social de Covibar (Avenida Deporte, s/n).

El origen de estos ejemplares se encuentra en 1936, poco después de iniciarse la guerra. En aquel momento imperaban las monedas de plata como principal forma de pago. Con el estallido del conflicto, el valor del metal noble con que estaban hechas pasó a ser mayor que el propio valor fiduciario de las mismas, lo que provocó que tanto el gobierno como la gente acumulara las monedas en lugar de usarlas en el día a día. Algo parecido ocurrió con las piezas de cobre, aunque en este caso su destino era la fabricación de munición.

Una mujer observa los billetes usados durante la Guerra Civil.
Una mujer observa los billetes usados durante la Guerra Civil.

Debido a la escasez de medios para llevar a cabo los intercambios comerciales, el pequeño comercio empezó a utilizar rudimentarios vales para transacciones habituales como la compra del pan, arroz, etc. Como cada comercio emitía su propio vale, los bolsillos de la gente de a pie se llenaron con una variopinta multitud de vales diferentes. Por ello, los Consejos Municipales se vieron forzados a emitir unos primeros cartones de uso obligatorio que unificaran la forma de pago en todos los comercios del municipio. Unos cartones que fueron evolucionando y siendo cada vez más elaborados con el paso del tiempo, puesto que el caos monetario se prolongó hasta finales de 1938, más de lo previsto en un principio. En total se llegaron a emitir más de 10.000 billetes diferentes, de multitud de formas.

La colección Wilko von Prittwitz es posiblemente la más importante que existe en el mundo sobre estos ejemplares únicos y desconocidas para la mayoría de los españoles, que tuvieron un papel importante en el drama que durante casi tres años sacudió a España. Una muestra que llega a Rivas de la mano de la Asociación VaciaRivas–Espacio Progresista, impulsora de la moneda social local Jarama, con motivo de la celebración del VII Encuentro Estatal de Monedas Sociales

Además de esta colección, durante el fin de semana habrá otro conjunto de paneles dedicados a las monedas sociales en la actualidad junto a una colección de los billetes originales emitidos por monedas sociales y locales españolas más recientes, algunos con medidas de seguridad similares a las que utiliza el euro, según apuntan desde la organización. 

Las monedas sociales, protagonistas del fin de semana en Rivas

Las monedas sociales, medios de pago creados por personas o grupos de la sociedad civil y gestionados democráticamente, son cada vez más comunes en España. Precisamente en Rivas surgió hace dos años el Jarama, una moneda electrónica que fue creada por los organizadores del séptimo Encuentro Estatal de Monedas Socialesla Asociación VaciaRivas–Espacio Progresista. 

La moneda, que funciona a través de una app y una plataforma web, entró en funcionamiento en 2017. El objetivo, como el de las diferentes monedas sociales que circulan por España y de las que se hablará en el séptimo Encuentro Estatal de Monedas Sociales, es el impulso del comercio local y el apoyo al tejido asociativo de la ciudad, según aseguró Mayoral a EL PAÍS en 2016.  “La novedad es que los negocios que incluyan elementos de eficiencia social como probadores adaptados a minusválidos, tendrán un beneficio en el cambio de Jaramas a euros, una especie de descuento”, explicó en aquel momento.

Más información