Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias se suma al pacto para imponer un 30% de VPO

Neus Munté anuncia que incorpora a su lista al Ayuntamiento de Barcelona a Ferran Mascarell, Joaquim Forn y Jordi Sànchez

La PAH ocupa la oficina de vivienda de la Generalitat
La PAH ocupa la oficina de vivienda de la Generalitat EL PAÍS

Sorpresa: el PDeCAT se suma al acuerdo de Barcelona en comú, PSC y ERC para aprobar una modificación urbanística para obligar a los promotores a destinar un 30% de sus proyectos a vivienda asequible. El pleno del Ayuntamiento de Barcelona tiene previsto aprobar este viernes la modificación del Plan General Metropolitano para hacerlo posible. Y ayer el ex alcalde Xavier Trias anunció que se suman al acuerdo. La condición que han puesto es flexibilizar en el futuro la imposición a los promotores, aunque no se ha puesto por escrito.

El jefe de filas del PDeCAT quiso subrayar ayer que si no han apoyado antes la modificación del PGM ha sido porque les sentó fatal enterarse del 30% por la prensa, cuando hace dos años apoyaron el plan de vivienda del gobierno de la alcaldesa Ada Colau. Pero finalmente no han querido descolgarse del acuerdo.

Trias subrayó, además, que las condiciones que han puesto cuentan con el visto bueno de las entidades impulsoras de la imposición del 30%: la PAH, el Sindicato de Inquilinos o la FAVB. Sobre si el visto bueno del PDeCAT a la nueva norma urbanística facilitará el sí de la Generalitat —que por ahora pone muchos reparos—, Trias afirmó que espera que el gobierno catalán tenga en cuenta el acuerdo. “La política de vivienda debe apoyarse en un gran acuerdo político, porque es una política a largo plazo”, defendió Trias. Y el concejal Jordi Martí se encargó de dejar claro que no están de acuerdo en toda la modificación urbanística e incluso vaticinó que acabará en los juzgados. “Pero políticamente no podemos esperar a dar el pistoletazo de salida a mejoras”, afirmó.

El acuerdo, detalló, consiste en flexibilizar, en el futuro, la modificación para que el techo edificable para vivienda social que se impondrá a los promotores se pueda trasladar a solares próximos. Colau también se ha comprometido a permitir edificios de mayor altura para hacer más pisos de protección.
Por otra parte, el PDeCAT sigue con sus movimientos preelectorales. Neus Munté volvió a pedir una candiatura conjunta con ERC pero enseñó sus cartas y anunció la incorporación de Ferran Mascarell, Joaquim Forn y Jordi Sánchez en la lista del PDeCAT al Consistorio.

Ayer, tambien, la PAH ocupó, durante dos horas, la Agencia de Vivienda de Cataluña (AHC) para denunciar el colapso de las mesas de emergencia que tiene una lista de 2.000 familias que esperan un año para acceder a una vivienda social. Los activistas reivindicaron que los bancos ofrezcan obligatoriamente durante tres años un alquiler social a las personas que no puedan pagar su hipoteca.