Vueling redefinirá su plan en verano para evitar retrasos

La aerolínea descarta reducir vuelos, aunque analizará rutas, destinos y tiempos de escala para ajustar la oferta

Presentación del nuevo modelo Airbus A 320neo de Vueling, en El Prat.
Presentación del nuevo modelo Airbus A 320neo de Vueling, en El Prat.JOSEP LAGO / AFP

La aerolínea de bajo coste Vueling, principal compañía en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, analizará el plan para el próximo verano para no repetir los retrasos y cancelaciones que la han situado, en los últimos meses, como una de las aerolíneas más impuntuales de Europa. Fuentes de la compañía han explicado este jueves que la empresa revisará los parámetros que estén en su mano para ayudar a la descongestión del espacio aéreo, aunque no han concretado qué medidas se tomarán y, han afirmado, ello no significa que se vayan a reducir vuelos.

El pasado verano en el aeropuerto de El Prat estuvo marcado por un sinfín de retrasos y cancelaciones de vuelos que dejaron en la estacada a miles de pasajeros. En plenas vacaciones, uno de cada dos vuelos de El Prat sufrió retrasos, y gran parte de la responsabilidad la tuvo Vueling, filal de IAG, que copa el 37% del negocio en el aeropuerto. En agosto, según los datos de Flightstats, el 38,7% de sus vuelos tuvieron un retraso que, de media, fue de una hora. En julio los retrasos afectaron al 41% de sus vuelos. El aeropuerto barcelonés estuvo en los dos meses de verano a la cola de la puntualidad en Europa.

La compañía explicó los retrasos por las condiciones meteorológicas y, especialmente, por la congestión aérea derivada de las huelgas de los controladores aéreos franceses. El director general comercial de Vueling, David García, ha admitido este jueves en la presentación de nuevas tarifas y productos que la suya es una de las aerolíneas que más quejas recibe, pero ha asegurado que el problema de los retrasos afecta a todas las compañías.

Para evitar las imágenes de este verano, la empresa está analizando su operativa para tratar de evitar los retrasos y “contribuir a mejorar el espacio aéreo”. Sin embargo, la compañía descartó rotundamente que esta revisión de la operativa pase por reducir vuelos. “Vueling va a seguir creciendo”, han afirmado las mismas fuentes.

En este sentido, la compañía ha apuntado que se están revisando las rutas, los destinos, los tiempos de escala y las horas en que salen los vuelos para ajustar la oferta, de la misma manera que, tras la crisis de Vueling en 2016, se tomaron medidas como eliminar rutas aéreas para que los aviones ya estuvieran preparados en las instalaciones, o ampliar los tiempos de escala. La empresa también ha descartado que vayan a aumentar los aviones y tripulaciones de reserva, que actualmente son nueve aeronaves y 30 tripulaciones completas: “No sirve de nada tener más back up si el espacio aéreo está congestionado”. En este sentido, Vueling ha reclamado un mayor compromiso de la Unión Europea y de todos los actores implicados en el espacio aéreo para buscar una solución global.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50