Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fotografía analógica y locales decimonónicos

El actor algecireño rememora su primera escena de cine en la capital, sus años en la escuela de interpretación y recomienda los baños árabes para desestresarse

Víctor Clavijo posa el pasado día 14 en la plaza del Alamillo.
Víctor Clavijo posa el pasado día 14 en la plaza del Alamillo.

1. Plaza de las Cortes. Aquí fue donde presencié el primer rodaje nada más desembarcar en la capital, en el año 93, cuando vine a hacer las pruebas para la Real Escuela Superior de Arte Dramático. Estaban grabando un anuncio, pensé que era algo providencial y pregunté si necesitaban actores. Me dijeron que no y me fui a buscar mi primera pensión, que resultó ser un hostal donde las putas subían con clientes, por lo que solo me alojé una noche.

2. Casa Pueblo. Conocí este bar centenario en mi segundo día en la capital, tras mudarme a una pensión en la misma calle de este local, que era el antiguo mentidero de actores por donde hacían vida en el siglo XVII. El bar me gusta porque conserva el sabor de los años veinte. (León, 3).

3. Botín. Me encanta su historia y es el lugar donde celebro todos los aniversarios desde hace nueve años. Se come genial y estamos muy bien atendidos. Me gusta la sangría, el jamón. Y el cochinillo y el cordero, ambos asados en su horno de piedra, que lleva casi tres siglos funcionando. (Cuchilleros, 17).

4. La Casa Encendida. A este centro cultural es donde voy a revelar mis fotos analógicas. Es probablemente uno de los pocos sitios donde tienen un laboratorio donde puedo ir a hacerlo en persona. En el patio central he representado un par de ficciones para Radio Nacional y me encanta la azotea con vistas a Lavapiés. (Ronda de Valencia, 2).

5. Café de los Austrias. Al lado estaba ubicada la escuela de arte dramático y en este local pasé mucho tiempo durante tres años. Era donde quedábamos los compañeros y preparábamos temas, comíamos, hacíamos tertulias… En la escuela compartí clase con Natalia Verbeke y coincidí con Eduardo Noriega, Fele Martínez y Tristán Ulloa. (Plaza de Ramales, 1).

6. Taquería del Alamillo. El director de cine Eduardo Chapero Jackson me la descubrió hace años. Me gusta la plaza donde está ubicada porque me recuerda a algunos decorados de serie de televisión, con un aire familiar. Además, está en el centro, pero aislada de ruidos. Recomiendo los tacos al pastor, las carnitas y las margaritas. (Plaza Alamillo, 8).

7. Con Tarima Libros. Disponen de ejemplares vinculados con todo lo que me gusta: cine, música, pintura, fotografía… Es un lugar pequeño, pero toda la selección de libros parece que está seleccionada para mí. El último que me compré allí fue Mecánica de la acción interna, de Raquel Pérez, un volumen sobre interpretación muy interesante. (Príncipe, 17).

8. Calle Nuncio. Todo lo que remita a lo antiguo y aislado en el tiempo me gusta. En esta calle está el Café del Nuncio, un local del siglo XIX que conserva el aroma de la época. Me gusta tomar el vermú allí.

9. Jardines de Las Vistillas. Aquí rodé en 1997 mi primera escena para cine en la película En la puta calle, de Enrique Gabriel Lipschutz, en la que finalmente me cortaron en el montaje. Tenía que interpretar a un yuppie que se había quedado en la calle. Para prepararme, unos días antes cogí un traje grande y un periódico y me puse a pasear por la calle. Cuando un tipo que salía del hotel Palace me vio y me preguntó por mi situación, aproveché para contarle la historia del personaje y el hombre me ofreció dinero, que evidentemente, rechacé.

10. Hammam Al Ándalus. Estos baños árabes son un pequeño paraíso escondido en Madrid. Un oasis muy necesario de masajes al que me gusta ir a desestresarme cuando tengo ocasión. Aquí también celebro fechas especiales para darme un capricho. (Atocha, 14).

LA CAÍDA DE LEHMAN BROTHERS

Víctor Clavijo (Algeciras, 1973) es un actor que ha participado en numerosas obras de cine, televisión y teatro. Desde este viernes y hasta el 23 de septiembre estará representando la obra Lehman Trilogy en los Teatros del Canal, dirigida por Sergio Peris-Mencheta. Las entradas están disponibles desde 11,30 euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información