Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un kamikaze provoca ocho heridos tras circular 19 kilómetros en sentido contrario en la M-30

El conductor entró en el anillo exterior a la altura del kilómetro 2 y paró tras chocar con otros vehículos en el 21

Estado en que ha quedado el conductor del kamikaze tras el accidente.

Un supuesto conductor kamikaze, Antonio B. M., de 52 años, causó en la noche del sábado un choque múltiple en la M-30, tras circular durante 19 kilómetros en sentido contrario. En el accidente de tráfico se vieron implicados cinco turismos y resultaron heridas ocho personas de carácter leve o menos grave, incluido el presunto autor. Este, que se resistió a la detención y tuvo que ser sedado por el Samur, tenía el carné de conducir retirado. La vía de circunvalación estuvo cortada durante horas hasta que se retiraron los vehículos y se limpió la calzada.

El recorrido que hizo Antonio B. M. con su Audi A4 negro descapotable comenzó en el kilómetro 2 de la M-30, a la altura del puente del Sagrado Corazón. El conductor se metió por el anillo exterior de la vía de circunvalación, que va hacia el norte de la ciudad, pero la tomó en dirección sur, es decir, en sentido contrario. Un conductor alertó desde su teléfono móvil a las 23.00. La primera vez que se le detecta por las cámaras de vigilancia del tráfico es a la altura del kilómetro 8, junto a Moratalaz.

Varios coches patrulla de la Policía Municipal y de la Policía Nacional salieron tras él y en su búsqueda, en los dos anillos de la M-30. Pese a ir con los lanzadestellos azules e intentar bloquearle el paso en más de una ocasión, el kamikaze continuó su recorrido sin detenerse. Acudieron al aviso todos los coches que estaban de servicio en los distritos cercanos. También se alertó al Samur-Protección Civil a través del Centro Integral de Seguridad y Emergencias (Cisem) del Ayuntamiento de Madrid, ante el eventual accidente que podía provocar este individuo. A esa hora, el tráfico no era muy alto dado que se trataba de la noche de un fin de semana de agosto, en que baja sensiblemente el número de residentes en la ciudad.

Conductor kamikaze Madrid

Según fuentes policiales, Antonio B. M. iba a gran velocidad y los coches que iban a su paso se fueron apartando, lo que creó continuas situaciones de riesgo. Al final chocó contra cuatro vehículos a la altura del kilómetro 21, detrás de la Facultad de Veterinaria y el palacio de la Moncloa.

En el choque resultaron heridos de carácter leve los cuatro integrantes de una familia francesa que llevaba un Opel Corsa alquilado en Barcelona y que estaba residiendo estos días en Madrid. Además del matrimonio, viajaba una joven de 18 años y un menor de 14 años. Tras ser atendidos por el Samur, fueron trasladados con pronóstico leve a la clínica de la Concepción. La conductora de un Hyundai I30 rojo, de 27 años, también resultó lesionada de carácter leve. Ingresó en el hospital Gregorio Marañón, según una portavoz de Emergencias Madrid. Su coche quedó destrozado.

Kamikaze m30
Los bomberos rescatan al conductor del Opel Insignia, que ha resultado herido menos grave.

Un vecino de Puente de Vallecas de 32 años y que llevaba un Opel Insignia quedó atrapado en el coche, por lo que tuvo que ser rescatado por los bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Sufría policontusiones y golpes por el cuerpo. También fue trasladado al Gregorio Marañón. Su pronóstico era menos grave. En el choque se vio implicado un cuarto vehículo, un Nissan Qashqai, cuya conductora resultó ilesa.

El Audi A4 del supuesto kamikaze quedó destrozado, en especial en la parte delantera. El conductor también quedó atrapado por las piernas. Según fuentes policiales, se resistió a que los bomberos le sacaran del amasijo de hierros. De hecho, varios agentes tuvieron que ayudar a los facultativos del Samur para sedarlo y poder colocarlo después en la camilla. Una ambulancia lo llevó con pronóstico menos grave y bajo custodia policial al servicio de urgencias del hospital Clínico. Allí quedó ingresado y detenido, con vigilancia para que no pueda huir. Se le acusa de un delito de homicidio imprudente en grado de tentativa y de un delito contra la seguridad vial. Pese a ser ambos delitos competencia de la Policía Municipal, el arresto y su posterior custodia la hicieron agentes de la Policía Nacional.

Análisis de sangre

Los facultativos del hospital le hicieron por solicitud policial análisis de consumo de drogas y alcohol. Las muestras han sido remitidas al Instituto Nacional de Toxicología y el resultado será comunicado a la Policía Municipal en el plazo aproximado de un mes.

El anillo exterior de la M-30 estuvo cortado durante bastante tiempo hasta que los agentes de investigación de accidentes de la Policía Municipal hicieron todas las mediciones. Diversas grúas retiraron los vehículos siniestrados y los llevaron hasta el depósito de vehículos situado en el Escuadrón de la Policía Municipal, junto al puente de los Franceses. Los operarios de Madrid Calle 30 se encargaron de la limpieza de la zona, en la que quedaron dispersos componentes de los turismos siniestrados.

Fuentes policiales confirmaron a EL PAÍS que el detenido tenía retirado el carné de conducir. Antonio B. M. reside en un chalé en el distrito de Barajas. En los últimos años ha sido el administrador único de diversas empresas. En la actualidad, dirige una mercantil domiciliada en San Sebastián de los Reyes dedicada al comercio al por mayor de artículos de uso doméstico. De hecho, el Audi que conducía pertenece a esta sociedad, según fuentes de la investigación. El vehículo fue matriculado en julio de 2005.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram