Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un santuario para abejas en Leganés

El municipio cuenta con su propio apiario para albergar los insectos capturados en la ciudad

El apiario municipal de Leganés.
El apiario municipal de Leganés. EL PAÍS

En lo que va de año, los bomberos han realizado casi mil intervenciones por la presencia de enjambres en la región. Las abejas son un tipo de ganado productivo que está legalmente protegido: no se las puede sacrificar. Cuando los bomberos capturan un enjambre, deben mantenerlo en su parque hasta que un apicultor local pueda reintroducirlo en el medio natural. Ante este problema de espacio y tiempo, los bomberos de Leganés decidieron crear su propio apiario: el Centro Municipal de Recuperación de Enjambres, situado en el parque de Polvoranca, sobre las ruinas de la iglesia de San Pedro.

“Hemos conseguido crear este apiario municipal, pionero en la región, con un doble propósito. En primer lugar, para que los bomberos podamos realizar nuestra labor y, ya que es una competencia municipal, el Ayuntamiento se haga cargo de estos animales, igual que se hace cargo de cualquier otro animal dentro del municipio. En segundo lugar, para que las abejas, agentes polinizadores, permanezcan en la ciudad; por algo están aquí”, explica Miguel Ángel Muñoz, bombero de Leganés y presidente de la Asociación Apicultura y Biodiversidad, entidad que gestiona el centro.

Tras 30 años en la profesión, Muñoz cuenta que cada vez hay más abejas en el medio urbano: “Antiguamente, recuperar un enjambre era algo anecdótico, pero ahora se está convirtiendo en cotidiano”.

El apiario municipal de Leganés es un espacio legal que cuenta con un registro de explotación agrícola y alberga aquellos enjambres que se recuperan dentro del municipio, aunque en los últimos meses está aceptando colmenas recogidas por los bomberos de Móstoles y Alcorcón. “La intención es que tanto estos municipios como otros vayan creando sus propios apiarios”, dice Muñoz. “Hay que normalizar esta situación [de incremento de las abejas] y crear los espacios necesarios para convivir con ellas”, añade.

Las abejas desempeñan un papel fundamental por su labor de polinización del 75% de los cultivos. Su participación es muy importante para la reproducción de muchas plantas y especies vegetales, por lo que su desaparición sería catastrófica para el ecosistema. Por eso el Centro Municipal de Recuperación de Enjambres de Leganés imparte charlas para concienciar a la población de la importancia de conocer, respetar y convivir con esta especie protegida. “Trasladamos a las abejas en colmenas de observación a colegios y asociaciones, donde explicamos cómo es y para qué sirve esta especie, y desmitificamos su peligrosidad”, explica Muñoz.

El apiario es también un espacio de formación para profesionales de los servicios de emergencia. El mes pasado se celebraron las terceras Jornadas de Manejo de Enjambres, a las que acudieron no solo bomberos de Leganés y del resto de la Comunidad de Madrid, sino también de otros puntos de España.

Si encontramos un enjambre en nuestra vivienda o en algún otro lugar de nuestro entorno que pueda suponer un peligro, los bomberos aconsejan alejarse y avisar inmediatamente al 112. “Se pueden encontrar en casi cualquier lado: dentro de las casas en persianas o tabiques, en árboles, semáforos... Normalmente, habitan con nosotros sin ningún problema y no nos enteramos. Solo retiramos aquellas que estén en un lugar muy próximo”, dice Muñoz.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información