Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El homenaje a las víctimas de la Rambla: sin políticos ni invitación explícita al Rey

Colau cede a la ciudadanía el protagonismo en la conmemoración del atentado de Barcelona

Homenaje expontáneo en la Rambla el pasado agosto.
Homenaje expontáneo en la Rambla el pasado agosto.

El equipo de gobierno de Ada Colau ya ha diseñado el acto conmemorativo del primer aniversario de los atentados del año pasado en Barcelona y Cambrils. Un homenaje que se realizará el próximo 17 de agosto y según el propio Consistorio será “austero, sencillo y emotivo". "Dará protagonismo a la música, a los heridos y familiares de las víctimas y no habrá parlamentos oficiales”. Ante la polémica sobre si Felipe VI o el expresidente Mariano Rajoy acudirán o no al acto en una ciudad donde siguen las protestas por los políticos presos tras el referéndum independentista, el Ayuntamiento mantiene que en el homenaje no está vetado absolutamente nadie, que no enviará invitaciones del acto sino que informará de su celebración y que la clase política será relegada a un segundo término.

Nueve días después del atentado del pasado 17 de agosto de 2017 medio millón de personas se manifestaron por el centro de Barcelona condenando los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils. El ambiente llevaba días enrarecido. Colau intentó adelantarse y, como organizadora de la concentración, cedió a policías, sanitarios y equipos de emergencias la cabecera de la manifestación unitaria. Sabía que a la concentración acudiría Felipe VI y el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Junto a ellos, representantes de las administraciones catalanas y el mismísimo Puigdemont en unas imágenes que hoy resultan extrañas. El Rey y Rajoy fueron recibidos con abucheos y pitidos en un ambiente que ya había pasado página de los atentados y estaba más pendiente del referéndum del 1 de octubre.

Por ahora nadie sabe qué autoridades acudirán al acto y más teniendo en cuenta que protocolariamente la Casa Real solo comunica la asistencia a los actos a los que acude por motivos de seguridad y sin necesidad de ser invitado. Ni partidos ni entidades independentistas han hecho, por el momento, ningún tipo de proclama para convertir el homenaje a las víctimas en una nueva protesta por las represiones judiciales tras la crisis secesionista.

El acto ha sido diseñado por el Comisionado de Programas de Memoria del Ayuntamiento de Barcelona y se llevará a cabo a las 10.30 del viernes 17 de agosto en plaza Catalunya, a pocos metros del lugar por donde accedió a la Rambla la furgoneta que llenó de horror el icónico paseo barcelonés. Minutos antes, se llevará a cabo una ofrenda floral con los familiares de las víctimas mortales ante el mosaico de Joan Miró en el Pla de l’Os, el lugar donde el terrorista Younes Abouyaaqoub detuvo la furgoneta tras atropellar a decenas de personas.

Posteriormente, en plaza Cataluña se llevará a cabo una interpretación musical que irá a cargo de las cinco escuelas municipales de música de Barcelona y del conservatorio municipal que tocarán El cant dels ocells. El acto será conducido por la periodista Gemma Nierga y personas de diferentes creencias, ateos y agnósticos harán lecturas de textos en los siete idiomas de las víctimas mortales (catalán, castellano, inglés, francés, portugués, italiano y alemán).

Además, durante todo este año se ha confeccionado un archivo digital donde se han inventariado y catalogado todos los objetos y documentos que la ciudadanía depositó en los improvisados altares que se crearon en varios puntos de la Rambla. El objetivo es crear una web donde la ciudadanía pueda ver los objetos, documentos y libros de firmas que se colocaron.

Josep Bracons, jefe del departamento de colecciones y centros patrimoniales del Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) asegura que se han documentado cerca de 8.000 objetos después de una recogida sistemática y ordenada, con técnicas arqueológicas, de todos los enseres depositados en la Rambla. Todo fue identificado, registrado y fotografiado. “La mayoría, el 47%, son peluches, después flores…”, comenta el técnico del MUHBA que dice que hay inscripciones en 15 idiomas diferentes.

Por otro lado el Archivo Municipal Contemporáneo se ha encargado del inventario y la preservación de los documentos en papel recogidos en la Rambla. En total 4.654 documentos que han sido identificados o descritos junto con la digitalización de libros de condolencias.

Más información