Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior eliminará los plazos para reconocer a las víctimas de atentados

El Ministerio modificará la ley que marca que los perjudicados acrediten su situación el primer año tras el ataque. En los casos de baja, el año cuenta desde que reciben el alta

Minuto de silencio en la plaza de Catalunya de Barcelona.
Minuto de silencio en la plaza de Catalunya de Barcelona.

El Ministerio del Interior eliminará los plazos que tienen las personas para acreditar que han sido víctimas de un atentado. La ley hasta ahora establece que se acredite el primer año tras el ataque. En el caso de las personas de baja, el año empieza a contar desde que reciben el alta. “Hemos analizado las demandas de las asociaciones, y esta es una de las más comunes”, explica la directora general de apoyo a las víctimas del terrorismo, Sonia Ramos.

Interior presentará la modificación que suprime los plazos en la ley de presupuestos, con la intención de que en 2019 esté ya en vigor. “Entendemos que puede haber víctimas que tengan razón, que no estén asociadas, que no estén informadas, y sus derechos deben estar por encima de los plazos”, añade Ramos, que lleva desde 2004 dedicada a la atención de las víctimas del terrorismo.

La decisión del Ministerio es una de las demandas principales de la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por Terrorismo (UAVAT), que ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona para atender a las víctimas de los atentados del 17 de agosto en Cataluña. Entienden que personas, sobre todo con secuelas psicológicas, desconocen el proceso y están desatendidas.

“Si una víctima no siente a la administración cercana, tenemos que intentar hacerlo mejor”, reconoce Ramos, que se ofrece a colaborar en todo lo que la UAVAT necesite y en los casos que les deriven. El propio Ministerio fue quien solicitó una reunión con la UAVAT, al tener conocimiento de su creación y sus quejas.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se hizo eco de su demanda, y envió el pasado 4 de julio una carta al ministro Fernando Grande-Marlaska, solicitando que se ampliasen los plazos para las víctimas de los atentados. En su respuesta, una semana después, Grande-Marlaska ya le comunicó que en los posibles casos que excedan el año marcado por ley, se buscaría una solución en la que “primen los derechos de los afectados por encima de los plazos legales”.

El Ministerio tiene hasta el momento reconocidas como víctimas de los atentados de Cataluña a 68 personas, 14 de estas son fallecidas (en el ataque fueron asesinadas 16, pero dos de las familias no han solicitado las ayudas). En total, el Ministerio ha gestionado 223 expedientes (una misma persona puede tener más de un expediente). De estos, 106 ya han sido resueltos, 83 de ellos estimados.

En la UAVAT atienden a 77 familias, que consideran que no han obtenido la información ni la atención adecuada. Uno de sus asesores, Robert Manrique, víctima del atentado de Hipercor y representante durante años de los afectados por atentados, se queja de que las víctimas no han tenido un interlocutor claro. Y ha echado en falta que el Ministerio del Interior abriese una oficina en Barcelona de información a las víctimas.

Interior alega que se trasladaron a Barcelona la misma madrugada del atentado y contaron con una oficina hasta el 29 de agosto. Pero después, consideraron que se podía mantener la atención adecuada a pesar de no estar in situ en Cataluña. Sobre todo, teniendo en cuenta que dos tercios de las víctimas de los atentados eran extranjeras. Y que además de visitas a los hospitales, seguimiento y recabar datos sobre las víctimas, también las han visitado y se han esforzado en mantener un contacto con ellas.