Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau pide ante la ONU más competencias contra la especulación inmobiliaria

La alcaldesa de Barcelona presenta una declaración conjunta con Madrid, París, Londres, Berlín, Nueva York, Montreal y Ciudad de México.

Ada Colau, tercera por la derecha, durante el foro ‘Local and Regional Governements’, en Nueva York. Ampliar foto
Ada Colau, tercera por la derecha, durante el foro ‘Local and Regional Governements’, en Nueva York.

Las autoridades locales están en la primera línea de fuego a la hora de lidiar con los problemas a los que se enfrentan los ciudadanos. Por lo que reclaman ante las Naciones Unidas más poderes para regular el mercado de la vivienda y dotarse de recursos para evitar que la especulación cree distorsiones sociales. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, defendió que se amplíen las competencias de las grandes ciudades y presentó una declaración conjunta con Madrid, París, Londres, Berlín, Nueva York, Montreal y Ciudad de México.

Colau reiteró en su intervención que garantizar el acceso a una vivienda está en el núcleo del desarrollo global y es un derecho humano. “No es una cuestión abstracta”, reiteró, “la situación es crítica”. La alcaldesa de Barcelona alerta así de que la vida en las ciudades “está en peligro” si se sigue priorizando la especulación financiera. “El impacto que tiene en el modelo de la ciudad es trágico”, advierte.

La ONU celebra desde la semana pasada una serie de reuniones dedicadas a revisar los progresos logrados hasta la fecha en el camino para combatir la pobreza y conseguir un mundo más igual. En este sentido, el desarrollo urbano es uno de los pilares sobre los que se sustenta la agenda global de sostenible para 2030. El rápido proceso de segregación que están experimentan los barrios de los grandes núcleos urbanos plantea un reto para los alcaldes, porque excluye a los vecinos con menos recursos.

Si no se hace esfuerzo para combatir el alza de precios, insiste Colau, se corre el riesgo de que las ciudades pierdan su alma. “Sin gente no hay sostenibilidad”, añadió. En este sentido indicó que no se trata solo de una cuestión de acceso de las familias a una vivienda digna. Es también de una cuestión económica, “las empresas también están preocupadas porque no encuentran vivienda para sus trabajadores”.

El presidente de la Asamblea General, Miroslav Lajcák, considera que el momento para que se entable un diálogo activo sobre cómo incorporar en las comunidades locales la agenda del desarrollo para combatir las disparidades. “Hacemos progresos”, dice, “pero la brecha entre ricos y pobres incrementa”. Por eso destacó la importancia de que las entidades locales cuenten con recursos para invertir.

El efecto combinado de la especulación, el alto precio de la vivienda, la inadecuada regulación y la inseguridad explica, entre otros factores, que la gentrificación de las comunidades locales sea una fenómeno que amenaza la igualdad y la sostenibilidad de las ciudades. “No podemos quedarnos al margen”, señala la declaración conjunta reclamando un papel central en la gestión del mercado inmobiliario.
Colau, que hizo de portavoz de las grandes ciudades ante el foro, defendió que se emprenda acciones en cinco ámbitos. Además de empoderarlas para regular el desarrollo del mercado inmobiliario y de fondos de inversión, reclamó disponer de herramientas que faciliten el acceso a una vivienda asequible al tiempo que se adoptan iniciativas para mejorar la calidad de vida en las ciudades.

Las municipalidades defienden, así, una mayor cooperación entre los gobiernos locales que le permitan compartir las mejores prácticas que aplican. “Necesitamos que el principio de subsidiaridad se aplique a la vivienda y a las políticas urbanas”, reiteran las ciudades firmantes.
“El logro de los objetivos de desarrollo no se pueden lograr sin los entes locales”, añadió la secretaria general adjunta de la ONU, Amina Mohammed. Más de 4.000 millones de personas, recordó, viven en centros urbanos y se incrementa. Eso exige elevar la capacidad de los gobiernos locales y los instrumentos que tienen a su alcance para garantizar la sostenibilidad de sus comunidades.

Ada Colau se reunirá con la vicealcaldesa neoyorquina Alicia Gleen, junto a la de Madrid, Manuela Carmena y la de Montreal, Valérie Plante.