Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fin de semana trágico en las playas catalanas

Dos hombres mueren ahogados y un niño permanece herido grave

Las playas de Barcelona repletas de bañistas
Las playas de Barcelona repletas de bañistas EL PAÍS

Dos personas han muerto ahogadas en las playas catalanas este fin de semana y un niño de 10 años se encontraba la noche de ayer en estado crítico tras sufrir una parada cardiorespiratoria mientras estaba nadando en el agua de la playa de Comarruga (Tarragona).

El primer ahogamiento tuvo lugar a las 14.30 del pasado sábado cuando un anciano de 75 años falleció mientras se bañaba en la playa de La Paella de Torredembarra (Tarragona). Según informó Protección Civil de la Generalitat de Cataluña, en el momento en que tuvo lugar el trágico suceso ondeaba la bandera amarilla en este punto del litoral catalán. La playa de La Paella estaba vigilada por un servicio de socorristas que atendieron en un primer momento al bañista practicándole maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta que llegaron los servicios sanitarios que nada pudieron hacer por salvar la vida del anciano.

Horas más tarde, a las 18:04 horas del sábado, un hombre de 37 años y nacionalidad italiana fallecía en la playa de Anquines de Sitges (Barcelona). El socorrista encargado de la seguridad de la playa rescató al hombre de dentro del agua e intentó reanimarle hasta la llegada de las ambulancias cuyos sanitarios no pudieron mantenerle las constantes vitales.

El tercer suceso tuvo lugar ayer domingo cuando un niño de diez años fue trasladado en estado crítico hasta el Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona tras sufrir un ahogamiento mientras se bañaba en la playa de Comarruga (Tarragona).
La alerta la dio un bañista que se puso en contacto con el teléfono de emergencias 112 a las 14:50 horas alertando que un menor había sufrido un ahogamiento. En el momento en que tuvo lugar el trágico suceso ondeaba la bandera verde en la playa. Un socorrista rescató al menor de las aguas y comenzó a practicarle las maniobras de reanimación al menor que había sufrido una parada cardiorespiratoria. Hasta la playa se trasladaron tres ambulancias y un helicóptero medicalizado que trasladó al niño hasta el hospital barcelonés de Sant Joan de Déu en estado crítico.
Durante el fin de semana otras tres personas han fallecido en playas de la Coruña y de Castellón.