Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía investiga al médico Spiriman por posibles injurias a Susana Díaz y Teresa Rodríguez

El ministerio público de Granada desiste de investigar a Jesús Candel por incitación al odio

Jesús Candel, en uno de los vídeos de su cuenta de Twitter como Spiriman. En vídeo, su reacción a la investigación de la Fiscalía, colgada este miércoles en su cuenta de Facebook.

La Fiscalía de Granada ha abierto un procedimiento penal contra el doctor Jesús Candel, conocido en las redes sociales como Spiriman, a fin de valorar, "con todas las garantías jurídicas, la posible comisión de delitos de injurias y calumnias contra autoridades y funcionarios públicos", entre ellos la presidenta de la Junta, Susana Díaz, o la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. Candel fue el inspirador de las marchas celebradas en varias ciudades andaluzas a finales de 2016 -en las que participaron unas 130.000 personas- y a primeros de este mes, para reivindicar una mejora de la sanidad en Andalucía.

La Fiscalía Superior de Andalucía ha comunicado la apertura del procedimiento penal después de que el pasado mes de marzo un grupo de usuarios del Servicio Andaluz de Salud, encabezado por, entre otros, el cantaor Juan Pinilla y por el periodista Juan Pérez, presentaran un escrito en la fiscalía pidiendo que se investigara al doctor Candel por posibles delitos de incitación al odio hacia determinados colectivos, como mujeres, políticos, personal sanitario y periodistas, mencionando específicamente sus comentarios acerca de Díaz y Rodríguez.

El Ministerio Público ha desestimado que el procedimiento se siga por el delito de odio al que se referían los denunciantes, "al considerar que no concurren los elementos de este delito tipificado por motivos de raza, religión, ideas políticas y orientación sexual". La fiscalía comunica a los denunciantes que "pueden reproducir la denuncia ante los Juzgados de Instrucción".

Igualmente, la fiscalía advierte de que no tiene legitimación para intervenir en los mismos delitos de injurias y calumnias para los supuestos en los que los destinatarios hayan sido "otros particulares, que no son funcionarios públicos, los cuales pueden promover acciones legales y civiles".

Juan Pérez ha declarado sentirse satisfecho por la toma en consideración de su escrito por la Fiscalía, a pesar de no haberse hecho en el sentido en que él y los 2.500 firmantes lo habían dirigido. Pérez ha dicho que está valorando la posibilidad de acudir al juzgado de instrucción e iniciar una denuncia según las instrucciones del fiscal ya que, en su opinión, Candel hace meses que está incurriendo en un presunto delito de “incitación al odio contra periodistas, sanitarios, mujeres y homosexuales” a través de los vídeos que emite en las redes sociales.

Candel ha hecho pública su opinión ante inicio de la investigación fiscal a través de las redes sociales. El vídeo en el que lo ha hecho está repleto de insultos. Por ejemplo, se refiere a la denuncia de "los 2.500 gilipollas" y llama "hija de la grandísima puta" a Díaz. También se refiere a la nueva fiscal general del Estado, María José Segarra, como "sinvergüenza" y la acusa de haber activado la actuación del Ministerio Público contra él.

Pérez ha recordado que Spiriman tiene ya una propuesta de inhabilitación de un mes por el Colegio de Médicos, que ha recurrido. El médico ha reconocido este miércoles en otro de sus vídeos que ha recibido una segunda propuesta de inhabilitación también del Colegio Oficial de Médicos de “hasta un año” por llamar “a un médico intensivista lameculos y gilipollas”.

Spiriman tiene una cuenta en Twitter con más de 29.200 seguidores. Muchos de sus mensajes en esta red social están llenos de insultos, particularmente dirigidos hacia Díaz. A finales de 2016, miles de personas salieron a las calles en varias manifestaciones para protestar por el deterioro del sistema sanitario en Andalucía, cuyo germen fueron las llamadas a la movilización del médico de urgencias Candel.