Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Área Metropolitana ha gastado 11 millones en publicidad desde 2015

Más de la mitad del dinero se invirtió en homologar agencias para insertar anuncios

Ada Colau, presidenta del AMB, en una imagen de 2015.
Ada Colau, presidenta del AMB, en una imagen de 2015.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha gastado desde 2015 hasta ahora casi 11 millones de euros en publicidad dedicados a homologar agencias, hacer campañas puntuales u otros contenidos periodísticos para difundir la acción de gobierno de la institución. La cantidad contrasta, por ejemplo, con los 30,8 millones en inversiones reales que ha presupuestado para 2018 este ente supramunicipal que agrupa a 36 municipios de la conurbación de Barcelona.

El AMB es el organismo que sustituyó a la Corporación Metropolitana de Barcelona que finiquitó Jordi Pujol para evitar que fuera un contrapoder a la Generalitat en manos de los socialistas. La presidencia del ente la ostenta, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y el vicepresidente ejecutivo es Antonio Balmón (PSC), alcalde de Cornellà. También tiene siete vicepresidentes, entre ellos Alfred Bosch, concejal de Esquerra Republicana en el Ayuntamiento de Barcelona.

La partida importante de este gasto de casi 11 millones de euros fueron 5.785.123 euros más IVA correspondiente a la “homologación de agencias de medios y agencias digitales para la realización de servicios de asesoramiento estratégico, planificación, mediación, compra, gestión e inserción de publicidad institucional en los medios de comunicación”. La partida se distribuyó en dos bloques (medios offline y medios online) y las empresas homologadas tienen la exclusiva de contratación de estos servicios por dos años con posibilidad de uno de prórroga.

Una portavoz del AMB precisó que esos 5,7 millones no saldrán en su integridad de los presupuestos de la institución, sino que incluyen las aportaciones que realizarán las dos empresas de reciclaje implicadas en campañas de publicidad. El porcentaje que aportarán será de “entre el 40 y el 50%”, según la mismo portavoz institucional, quien definió la partida total como “una inversión hipotética”.

Dos diarios acaparan los publirreportajes

Los más de 3,48 millones de euros gastados por el AMB desde 2015 en publirreportajes en formato de páginas de información beneficiaron principalmente a dos rotativos: El Periódico, que ingresó 1.376.098 euros por este concepto, y La Vanguardia, con 859.908. Muy lejos se sitúan el Ara, con 314.942 euors, 20 Minutos, con 312.944 euros y el Punt Avui, con 308.343. El siguiente beneficiario, con 211.749 euros son diversas plantaformas digitales, así como el semanario El Triangle, que ha empezado a recibir este año 39.925 euros. Es la misma cantidad que ha ingresado La Xarxa, también en lo que va de año. Catalunya Ràdio y la revista Sàpiens ingresaron en 2015 un total de 13.297 y 5.200 euros, pero nunca más se supo.

EL PAÍS contactó con el AMB a primera hora de la mañana del pasado miércoles y ayer por la tarde se produjo la respuesta de la portavoz oficial para reclamar “unos días de margen” para poder cuadrar todas las cifras destinadas a publicidad por el AMB desde 2015. Con todo, precisó que el presupuesto de comunicación de la institución para este año era de dos millones y medio de euros y que la totalidad de esa partida no se dedica a inversión en medios de comunicación, sino que incluye todo tipo de servicios: desde la elaboración del resumen diario de prensa hasta el fotógrafo del AMB de los actos oficiales.

La segunda partida en importancia han sido los más de 3,48 millones de euros dedicados desde 2015 a la compra de espacios en los medios para informar de la actividad del AMB, a lo que hay que sumar 1,44 millones en las páginas de publicidad clásica. Las páginas de información son esos publirreportajes que suelen aparecer en las páginas centrales de algunos periódicos para informar de la actividad de la institución, como si fueran una sección más. Es una partida que se ha incrementado progresivamente en dos años, hasta alcanzar los casi 600.000 euros en lo que llevamos de 2018, más del doble que en 2015. Solo diez medios se beneficiaron de esa inversión, que beneficiaron principalmente a los diarios con sede en Cataluña.