Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'FINDE' POR DELANTE

La banda más salvaje del punk

Guitar Wolf encabeza las propuestas musicales junto al saxofonista Pedro Iturralde

Concierto de Guitar Wolf, el año pasado, en Oakland (California).
Concierto de Guitar Wolf, el año pasado, en Oakland (California). GETTY

Puede que la banda más salvaje y rotunda ahora del punk mundial no sea británica, a pesar de que fue en la Inglaterra pre-Thatcher donde eclosionó ese estilo de rock de guitarras trepidantes y escupitajos. La banda punk más brutal, o acaso una de las más brutales, es Guitar Wolf, cuyos miembros se formaron en Japón hace ya unos cuantos años. Esta noche (22.30, 16 euros) la diversión está asegurada en la sala Fun House, pues allí descargan los nipones toda su fiereza y estruendo.

Si se quiere profundizar en el espíritu de la Semana Santa, el Teatro Auditorio de San Lorenzo del Escorial propone hoy (19.30, 15 euros) a la agrupación musico-vocal La Grande Chapelle, que interpretará obras sacras de Giovanni Perluigi da Palestrina, y mañana (19.30, 15 euros) al grupo Neopercusión, con un recital basado en las siete últimas palabras que dicen que Cristo pronunció en la cruz poco antes de ser atravesado por una lanza.

A falta de poco más de un año para cumplir 90, el saxofonista y clarinetista navarro Pedro Iturralde acude fiel a otra de sus citas anuales, la que le ha tenido anoche y le tendrá hoy (21.00, 15 euros) en la sala Galileo Galilei. Su manera de ver el jazz ha marcado época en España, por su valentía al haberlo arrimado a las raíces ibéricas hace ya muchas décadas. Ese mismo escenario se llena de humor mañana (21.00, 12 euros) gracias a las disparatadas canciones del mallorquín Riki López, un cantautor que, con la risa, hace también reflexionar.

Se repiten varias actuaciones con el blues como referencia. Desde Argentina lo lleva esta noche (23.00, 12 euros) al Clamores, con cierto toque country, el guitarrista y cantante Gabriel Gratzer; y al Café Berlín (23.00, 10 euros) una pareja de mucho peso, la que forman el cantante y guitarrista Jeff Espinoza, conocido por liderar Red House y ser la voz de la Vargas Blues Band, y el guitarrista Alex Caporuscio. Sonidos sudorosos de blues denso y con poso ofrecen también Dri & The Crown, esta noche en El Junco (23.30, 10 euros), y mañana, en Clamores (23.00, 12 euros), Los Saxos del Averno, esa agrupación de saxofonistas formada para acompañar el rock del grupo Ginferno, pero que también tiene vida propia. Tanta, que al día siguiente (domingo, 23.00, 9 euros) estará en el Bogui con el cantante Adrián Costa. En el Bogui, por cierto, estará hoy y mañana (21.00, 18 euros) la CQM Big Band homenajeando al mismísimo Beny Moré, que empezó cantando en la emisora cubana de la que toman el nombre.

No podía faltar estos días cierto siniestrismo gótico. Así que la sala Mon (antes Penélope) ofrece hoy (20.00, 35 euros) un concierto de los británicos Fields of The Nephilim, que llevan en el lado oscuro desde mediados de los años ochenta. No tan siniestros, pero también de violenta pegada y estruendo, son los brasileños de Angra, otra banda veterana del metal pesado mundial. Mañana (18.30, 30 euros) son acogidos, también en Mon, como cabezas de un cartel que cuenta además con la voz de Geoff Tate’s Operation Mindcrime, y con dos bandas metaleras ya de este siglo: la estadounidense Halcyon Way y la valenciana Avelion.

 

Puede que la banda más salvaje y rotunda ahora del punk mundial no sea británica, a pesar de que fuera en la Inglaterra preThatcher donde eclosionó ese estilo de rock de guitarras trepidantes y escupitajos en sus textos. La banda punk más brutal, o acaso una de las más, sea Guitar Wolf, que son y se formaron en Japón hace ya unos cuantos años. Esta noche (22.30. 16 euros), la diversión está asegurada en la sala Fun House, pues ahí descargan los nipones toda su fiereza, estruendo y ruido.

Si se quiere profundizar en el espíritu de la Semana Santa, el Teatro Auditorio de San Lorenzo del Escorial propone hoy (19.30 horas, 15 euros) a la agrupación músico-vocal La Grande Chapelle que interpretará obras sacras de Giovanni Perluigi da Palestrina, y mañana (19.30, 15 euros) al grupo Neopercusión, con un recital basado en las siete últimas palabras que dicen que Cristo pronunció en la cruz poco antes de ser atravesado por una lanza.

A falta de poco más de un año para cumplir sus noventa, el saxofonista y clarinetista navarro Pedro Iturralde acude fiel a otra de sus citas anuales, la que le ha tenido anoche y le tendrá hoy (21.00, 15 euros) en la sala Galileo Galilei. Su manera de ver el jazz ha marcado época en España por esa valentía de haberlo arrimado a las raíces ibéricas hace ya muchas décadas. Ese mismo escenario, se llena de humor mañana (21.00, 12 euros) gracias a las disparatadas canciones del mallorquín Riki López, un cantautor que, con la risa, hace también reflexionar.

Se repiten varias actuaciones con el blues como referencia. Desde Argentina lo lleva esta noche (23.00, 12 euros) al Clamores, con cierto toque country, el guitarrista y cantante Gabriel Gratzer; y al Café Berlín (23.00, 10 euros) una pareja de mucho peso, la que forman el cantante y guitarrista Jeff Espinoza, conocido por liderar Red House y ser la voz de la Vargas Blues Band, y el guitarrista Alex Caporuscio. Sonidos sudorosos de blues denso y con poso ofrecen también Dri & The Crwn, esta noche en El Junco (23.30, 10 euros); y mañana, en Clamores (23.00, 12 euros), Los Saxos del Averno, esa agrupación de saxofonistas formada para acompañar el rock del grupo Ginferno, pero que también tiene vida propia. Tanta, que al día siguiente (domingo, 23.00. 9 euros), estarán en el Bogui con el cantante Adrián Costa. En el Bogui, por cierto, estará hoy y mañana (21.00, 18 euros) la CQM Big Band homenajeando al mismísimo Beny Moré, que empezó cantando en la emisora cubana de la que toman el nombre.

No podía faltar estos días cierto siniestrismo gótico. Así que en la sala Mon (antes Penélope) ofrece hoy (20.00, 35 euros) un concierto de los británicos Fields of The Nephilim, que llevan en el lado oscuro desde mediados de los ochenta. No tan siniestro, pero también de violenta pegada y estruendo, son los brasileños Angra, otra banda veterana del metal pesado mundial. Mañana (18.30, 30 euros), son acogidos, también en Mon, como cabezas de un cartel que cuenta además con la voz de Geoff Tate's Operation Mindcrime, y con dos bandas metaleras ya de este siglo, la que viene desde Atlanta (EEUU), llamada Halcyon Way, y la valenciana, Avelion, con solo un disco en mercado pero gran futuro por delante.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información