Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Munté se postula para ser la candidata del PDeCAT a la alcaldía de Barcelona

La exconsejera se presenta a las primarias sin que se haya presentado ningún otro candidato

La exconsejera Neus Munté, durante una rueda de prensa tras el Consell Executiu.
La exconsejera Neus Munté, durante una rueda de prensa tras el Consell Executiu. EFE

Neus Munté, la que fuera exconsejera de la Presidencia durante gran parte del gobierno de Carles Puigdemont, ha anunciado que se presentará a las primarias que celebrará el PDeCAT en la ciudad de Barcelona para elegir al próximo candidato a las elecciones municipales de mayo de 2019.

Munté hará público mañana miércoles su candidatura para relevar al ex alcalde Xavier Trias e intentar arrebatar la alcaldía a Ada Colau.

La exconsejera es, por el momento, la única precandidata que se presenta al proceso de primarias. Un proceso que se extenderá hasta el próximo viernes 8 de abril. A los candidatos se les exige un aval mínimo de cien firmas de militantes de un censo de 2.000 con derecho a voto y de 500 vecinos, sin afiliación, de la ciudad.

Tras la validación de los avales, se nombrará a los candidatos definitivos que deberán batirse en campaña entre el 12 de abril y el 10 de mayo.

En el partido son muchas las voces que consideran que el mejor candidato sería el exconsejero de interior Joaquim Forn que permanece en prisión preventiva. Forn fue precisamente el sucesor que designó el alcalde Trias.

Munté proviene de las bases de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) partido en el que militó desde 1996. Fue secretaria general de la organización juvenil del partido nacionalista. En diciembre de 2012 Artur Mas la nombró Consejera de Bienestar Social y Familia. En 2015, tras la salida de Unió Democrática de Catalunya del gobierno Munté, fue nombrada vicepresidenta y portavoz del gobierno. En 2015 cuando la CUP exigió el pas al costat de Artur Mas fue entonces cuando el nombre de Munté se planteó como una de las opciones para sustituir al líder convergente. Finalmente el elegido fue Puigdemont quien la nombró consejera de Presidencia. Un cargo que abandonó voluntariamente en julio de 2017 semanas antes de la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre.