Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid devolverá 1.000 millones a los bancos por la baja ejecución del gasto

El gobierno de Manuela Carmena prevé runa reducción récord de la deuda, hasta los 2.366 millones en 2019

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el pleno municipal.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el pleno municipal.

El Ayuntamiento de Madrid prevé reducir este año su deuda en 1.022 millones de euros. Lo hará a través del pago de devengos previstos (347,6 millones) y una ingente devolución extraordinaria de la deuda (la mayor desde 2015), por 675 millones. Se trata de una amortización récord, que permite sanear las cuentas pero que arroja algunas sombras sobre en qué gasta el Ayuntamiento el presupuesto. Esta ingente devolución de préstamos es consecuencia, en parte, de la falta de ejecución de las inversiones del equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena. Si no se llevan a cabo las obras, la ley dice que hay que destinar el dinero ahorrado a deuda bancaria.

Los datos de amortización de la deuda recogidos en el Plan Económico y Financiero 2017-2018 (PEF) tienen un sabor agridulce para Ahora Madrid. La coalición, formada por Podemos, IU, Equo y Ganemos, que aupó a Carmena a la alcaldía, prometió en campaña electoral avanzar en la "restructuración de la deuda" que dejó el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón (PP). Sin embargo, sus previsiones económicas revelan que el pago a los bancos en estos años será récord. No solamente Carmena está cumpliendo el plan de Ana Botella (PP) para devolver el dinero, sino que lo incrementa en 600 millones este año. En total, Ahora Madrid prevé reducir a la mitad la deuda en cuatro años: de 4.767 millones en 2015 a 2.366 en 2019.

El Ayuntamiento sostiene que la cifra de 1.000 millones recogida en el PEF (que representa el compromiso oficial del Consistorio con el Ministerio de Hacienda) puede sufrir pequeños cambios y que el monto final será "un poco" inferior. No obstante, recuerda que la amortización de la deuda es la suma de pagos ordinarios y extraordinarios, y que "por tanto no es una cuestión de voluntad política, sino de obligación".

Previsiones récord

Mayor devolución. La amortización extraordinaria de 675 millones de euros prevista por el Ayuntamiento es la reducción anual de mayor envergadura desde 2015.

La más endeudada. Madrid es la ciudad más endeudada de España. Durante la época de Alberto Ruiz-Gallardón, la deuda capitalina superó los 7.000 millones de euros. Desde entonces ha bajado hasta los 4.700 millones de 2015.

Previsiones para 2018. El Ayuntamiento prevé rebajar la deuda en diciembre de 2018 hasta los 2.366 millones de euros.

En efecto, la Ley de Estabilidad Presupuestaria, introducida tras el rescate financiero para frenar el desembolso público, obliga a devolver como deuda el dinero del superávit que las corporaciones no han sabido o no han querido invertir. El gobierno de Carmena critica, por restrictiva, esta norma, que por otra parte es su talón de Aquiles, pues tiene dificultades para llevar a cabo las inversiones prometidas.

En 2016, el porcentaje de ejecución fue inferior a las expectativas: un 27% de lo previsto en las cuentas, que pudo mejorarse solo gracias a la compra de un edificio por 104 millones. En 2017, a falta de datos oficiales, es previsible que la ejecución de inversiones sea aún peor. El Consistorio tuvo que recortar 546 millones como medida correctiva tras dos años seguidos de incumplimiento de la Ley de Estabilidad.

Además, el año pasado el Ayuntamiento presupuestó más de 300 millones en inversiones financieramente sostenibles (fondos del remanente de tesorería). Sin embargo, quedan dudas de que los haya gastado todos —los datos oficiales se conocerán en febrero—. De ser así, la amortización de la deuda en 2018 podría alcanzar hasta los 1.200 millones.

Pero si el gobierno local no es capaz de gastar más y su remanente de tesorería acaba en buena parte pagando deuda, ¿por qué no baja los impuestos? El Consistorio argumenta que la ley obliga a disminuir el gasto si se reduce la recaudación, de manera que la medida no tendría efectos.

En campaña electoral, Ahora Madrid arremetió contra la construcción de obras "faraónicas" durante la época de Alberto Ruiz-Gallardón, que elevó el endeudamiento hasta más de 7.000 millones. Terminada la burbuja, Madrid tuvo que reconducir su montante. De ello se encargó Ana Botella (PP), quien aplicó duros recortes y cosechó las críticas de los actuales concejales de Ahora Madrid. Sin embargo, ahora, el gobierno de Carmena sigue la misma directriz.

En opinión del PP, la gestión económica del gobierno de Carmena es negativa y el reflejo de sus "contradicciones". Según el concejal Íñigo Henríquez de Luna, el Ayuntamiento ha quedado atrapado en su rechazo "ideológico" a proponer proyectos público-privados, para ejecutar más inversiones. "Este es el año clave, y según los documentos del Ayuntamiento, va a gastar en inversiones reales solo 116 millones. Es poquísimo. Ni en los peores años de la crisis del PP se alcanzaron estas cifras", afirma. Mientras que con respecto a la amortización de la deuda se concede una ironía: "Consideraban la deuda ilegítima y son los campeones de la amortización".

770 millones adelantados en tres años

En los últimos tres años, la amortización anticipada de la deuda del Ayuntamiento de Madrid alcanzó los 770 millones de euros. Esta devolución extraordinaria ascendió a 366 millones en 2015; a 346 en 2016 y a 58 en 2017. Si se suman los 675 millones previstos para 2018, se concluye que la mitad de la devolución de la deuda desde 2015 se ha efectuado con inversiones que no se han ejecutado.

El gobierno municipal ofrece una lectura positiva de estas cifras. Considera que la reducción del endeudamiento refleja la solvencia del equipo de Ahora Madrid. La oposición, en cambio, critica esos números. El concejal del PP Íñigo Henríquez de Luna, por ejemplo, cree que esa amortización récord demuestra el "fracaso de la gestión" del gobierno de Podemos, IU, Equo y Ganemos. El asunto se debatirá hoy en el pleno de la capital.

Más información