Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Música / Ariel Rot

Los amigos inesperados

El rockero, nuevo en el Central, reinventa con mucho encanto su repertorio gracias a las hábiles manos del jazzista Federico Lechner

Ambos son argentinos con muchísimos inviernos en madrileñidad (y alevosía), pero encarnan un tándem casi inédito y una sorpresa particularmente inopinada. Las tres noches de este fin de semana con Ariel Rot y Federico Lechner en el Café Central suponen la primera incursión en el circuito jazzístico madrileño para el antiguo integrante de Tequila o Los Rodríguez, al que contemplan cuatro décadas de andanzas casi siempre sabrosas. Y la confluencia funciona con la naturalidad de quienes llevaran muchos años de ensayos furtivos. Ventajas de los trienios, qué demonios.

Ya la pieza inaugural, esa crónica de misantropía (merecida y razonada) titulada Una semana encerrado, simboliza la intersección habilidosa entre rock y swing. Es el primer ejemplo de cómo Rot ha querido aportar nuevo lustre, y hasta una segunda oportunidad, a un repertorio que en ocasiones había pasado inmerecidamente de puntillas. Hay títulos más recurrentes, como Dos de corazones, el excelente Me estás atrapando otra vez o un Baile de ilusiones con deje arrastrado y asunción de la derrota. Pero despuntan Vagabundo, raro ejemplo de costumbrismo para el barrio de Argüelles, con armonía traviesa y silbidito de Lechner como gancho. Y rarezas como la cacharera Yo no sé dónde estará o Rubias de Nueva York, un despiporre de película aprendido del Gardel menos tanguero.

Rot es hombre elegantón y de cabellera cada vez más nívea, pero la distancia corta nos permite alabar su absoluta excelencia como guitarrista, no siempre bien subrayada. Igual que guardan mucha música los dedos de Lechner, pianista de jazz que acentúa y colorea sin perder de vista su papel gregario. Federico huye de la exhibición y se decanta por la seda y el abrazo. Así son los amigos inesperados, que acabaron con la Milonga del marinero y el capitán después de dos horas libres. A su aire.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram