Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albiol: “Ciudadanos se equivoca. No podrá gobernar sin un Partido Popular fuerte”

El candidato del Partido Popular considera que tanto Junqueras como Puigdemont "están inhabilitados para sentarse en una mesa a negociar nada"

El candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol durante la entrevista.

Xavier García Albiol (Badalona, 1967) repite por segunda vez como candidato del Partido Popular a unas elecciones autonómicas. Esta vez aspira a poder sumar con las otras fuerzas constitucionalistas para desalojar a los independentistas de la Generalitat.

Pregunta. Por primera vez, los partidos no soberanistas pueden ganar las elecciones. ¿Se ve en un Gobierno no presidido por usted?

Respuesta. La prioridad es recuperar la normalidad política en Cataluña. Y necesariamente los constitucionalistas debemos llegar a un acuerdo. No seré yo quien ponga palos en las ruedas.

P. ¿Votaría a un presidente de Ciudadanos o del PSC?

R. Para salir de esta crisis solo puede haber un Gobierno entre constitucionalistas. Somos los únicos con capacidad de sacar a Cataluña del bache en que nos ha metido el independentismo. Solo contemplamos esa opción, a diferencia de PSC o incluso de Ciudadanos, que lanzan cables a ERC o Podemos.

P. Esa mayoría difícilmente la tendrán sin Catalunya en Comú-Podemos. ¿Qué cree que harán ellos?

R. Esa mayoría pasa por dos circunstancias: Ciudadanos, o el PSC, por mucho que tengan 28 o 30 escaños, no podrán articular una mayoría alternativa si el PP no tiene un número importante de diputados. Y es cierto que pasa por la participación pasiva de Guanyem [en alusión a la coalición de izquierdas]: deberá decidir si se convierte en la muleta del independentismo o permite un Gobierno constitucionalista.

P. ¿Le preocupa que el PP siga bajando en los sondeos? ¿Sufren el voto útil en favor de Ciudadanos?

R. Los sondeos difícilmente aciertan. Estamos a 1,5% de subir nuestro número de diputados. Ciudadanos está utilizando, me parece, de manera equivocada un planteamiento que pretende debilitar a los partidos constitucionalistas en lugar de convencer al independentismo. Deben ser conscientes de que por muchos diputados que crean que van a tener no gobernarán sin el PSC y el PP. No gobierna quien gana elecciones sino quien tiene mayoría parlamentaria. Soy un buen ejemplo: gané en Badalona y me apartaron de la alcaldía por no tenerla. Tendrían que tener una visión no tan partidista, no tan electoral y sí de país. Cosa que en estos momentos están demostrando que no tienen.

P. ¿No está acusando el PP el inmovilismo del Gobierno?

R. No, no ha sido inmovilista: solo ha dejado claro que no estaba dispuesto a sentarse en una mesa para hablar sobre cómo separar Cataluña del resto de España. Pero tras menguar la crisis hemos estado dispuestos a hablar de mejoras en infraestructuras o modelo de financiación. El drama es que hemos tenido delante un interlocutor que cualquier propuesta la condicionaba a un referéndum. El día 21 tenemos que ser capaces todos los partidos, independentistas o no, de aceptar unas mínimas reglas de juego. Y eso es el respeto a la ley.

P. ¿Cuándo cree que se debe levantar el artículo 155?

R. Es irrelevante. El artículo dice que deja de tener vigencia cuando se constituye un nuevo Gobierno, aunque sea independentista. En el supuesto de que tenga la tentación de volver a planteamientos unilaterales como hemos escuchado en los últimos días de ERC, el presidente del Gobierno estaría legitimado y obligado a pedir la aprobación de nuevo del 155. El 155 no es una respuesta a un proyecto independentista: es la solución a un golpe al Estado del independentismo.

P. Hay partidos que apoyan el 155 y se han puesto un poco de perfil. ¿Se siente el pararrayos?

R. Cuando uno gobierna, no puede actuar con frivolidad. Pero hay quien ha apoyado una medida y se ha desmarcado a los cinco minutos. Vemos eso en sectores del PSC. Y Ciudadanos cambia de criterio cada cinco horas en función de las encuestas. Hay que asumir las decisiones. El 155 ha sido positivo: ha traído tranquilidad y certidumbre.

P. Rajoy intervino las cuentas de la Generalitat en julio. ¿Cuándo prevé levantar esa medida?

R. Lo razonable es que a partir del día 21 el Gobierno llegue a un acuerdo con el nuevo Govern para que en lugar de gastarse el dinero en millones de euros en embajadas y en el procés se comprometa a invertirlo en sanidad o educación, que es lo que preocupa a una inmensa mayoría. Soy partidario de un replanteamiento general. No se levantará la intervención de las cuentas de forma automática. Pero estoy convencido que con un buen Govern se levantará de manera rápida.

P. Dice que quiere recoser las heridas dejadas por el procés. ¿Cree que ayuda que empezara el discurso de inicio de la campaña diciendo “A por ellos”?

R. Me refería exclusivamente a los votos. A nada más. Si tengo que hacer una declaración polémica, la hago. Generó un malentendido. De haber sabido que se iba a interpretar de manera equivocada no lo habría dicho.

P. Pero también dijo que en TV3 debía trabajar “gente normal”.

R. Cuando hablo de gente normal no lo digo desde un punto de vista personal sino de imparcialidad profesional. TV3 tiene ahí un problema muy serio. Su programación está contaminada de ideología. No hablo de cerrar TV3. Apostamos por refundarla.

P. El PP catalán quería que las obras religiosas de Sijena se quedaran en Lleida. ¿Les perjudica la devolución?

R. Me sabe muy mal. Nos hubiera gustado que siguieran en Lleida pero es una decisión de un juez y el Gobierno la ha garantizado. Es igual que cuando Cataluña reivindicó los papeles de Salamanca. No hay otra interpretación política si se hace desde cierta normalidad. No perderé ni un minuto si el independentismo lo quiere convertir en una agresión.

P. El alcalde de Lleida, del PSC, Àngel Ros, se ha opuesto.

R. Es una persona seria y sabe que el Gobierno no tenía ningún margen de movimiento.

P. ¿En Cataluña se adoctrina a los niños de forma generalizada?

R. La inmensa mayoría de directores, educadores y profesores son excelentes profesionales. Pero en una parte de la escuela se adoctrina a los niños para que crezcan con la ideología independentista. Y pasa en escuelas públicas y concertadas. El Estado debe tener más competencias en alta inspección y marcar criterios esenciales en historia o geografía. Debe haber una reforma nacional para que determinadas asignaturas tengan un mínimo de coherencia en toda España.

“Puigdemont y Junqueras están ya inhabilitados”

Xavier García Albiol dice que le sorprendería que las candidaturas de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras ganaran las elecciones, porque “se ha demostrado que el independentismo ha estado engañando constantemente”. Pero a la pregunta de si cree que alguno de ellos podría ser presidente si eso ocurriera, responde: “Si pasara, la vía política tiene su camino y la judicial otra”. Y añade: “Me gustaría una campaña con normalidad pero es imposible: han provocado la voladura del Estado de derecho. Es surrealista tener un presidente fugado y que no puede pisar territorio nacional”.

Pregunta. El independentismo dice que no es una campaña ecuánime porque sus candidatos no pueden hacer campaña ni participar en debates.

Respuesta. Es un dato objetivo que uno esté en la cárcel y otro fugado. Pero no lo están por ser independentistas sino por haber intentado un golpe de Estado. Y cuando uno provoca la voladura del Estado de derecho debe ser coherente y asumir las consecuencias. Lamento que no puedan hacer campaña normal pero se lo han buscado.

P. ¿Se ve negociando con ellos en un futuro? ¿Cualquier ley?

R. Ya no es porque uno esté fugado o en la cárcel. Pero tanto Junqueras como Puigdemont están inhabilitados para sentarse en una mesa a negociar nada. Han provocado la mayor crisis social y no tienen autoridad.

P. Su programa prevé prohibir banderas contrarias al orden constitucional. ¿Quieren prohibir las esteladas en la calle?

R. En nuestro país hay libertad de expresión y cada uno en el balcón de su casa puede colgar lo que crea oportuno. Lo que no es admisible es que en los espacios públicos u oficiales haya banderas que no lo son. En los Ayuntamientos deben estar las cuatro oficiales. No puede ser que penda una estelada y no una española.

Más información