Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara de Comercio de Castellón frena su “economía de guerra” tras dos años con beneficios

Es la única de la Comunidad Valenciana que encadena dos balances positivos

En la imagen, la Cámara de Comercio de Castellón. Ampliar foto
En la imagen, la Cámara de Comercio de Castellón.

La Cámara de Comercio de Castellón cerrará 2017 con 326.000 euros de beneficio. Es el segundo año consecutivo de números negros para la entidad cameral, tras los 439.800 euros de balance positivo de 2016. Datos que convierten a la institución en la única de su rango de la Comunidad Valenciana en acumular beneficios dos años seguidos, según datos facilitados por el secretario general de la Cámara de Comercio, Jesús Ramos, y por la presidenta, Dolores Guillamón, que acaba de anunciar que se presentará a la reelección en el proceso electoral que arrancará la próxima primavera.

Tras encadenar pérdidas desde 2011 a 2015, con el pico de 2012 –más de 2,8 millones de euros de saldo negativo- la institución vivió un punto de inflexión en 2016 que se mantiene este ejercicio y que tiene su explicación, aseguran sus responsables, en las medidas de “economía de guerra” aplicadas. El 2018 será para el organismo el primero tras la crisis con un presupuesto “normalizado” que, entre otros aspectos, eliminará la reducción salarial del 10% a sus 43 trabajadores, la mitad de los que ha llegado a tener la Cámara. A pesar de ser el primer presupuesto sin ajustes, no se prevén nuevas contrataciones.

“Hemos sido atípicos en muchas cosas”, indican los dirigentes de la entidad para explicar las medidas de contención del gasto que han provocado el cambio de rumbo de las cuentas del organismo. Como ejemplo citan el hecho de ser la única Cámara de Comercio en España con un secretario general “a tiempo parcial”.

Sobre el balance de la actividad llevada a cabo por la Cámara de Comercio en 2017, sus máximos representantes han destacado que este año ha servido para "renovar" el compromiso a la hora de apoyar al tejido económico, con una atención especial hacia las pymes; crear oportunidades laborales; conseguir la especialización y formación como eficaz "arma" de mejora; o apoyar a la internacionalización de las empresas.

La activación contable de la Cámara de Comercio parece ir ligada a la recuperación del tejido empresarial provincial que constatan desde la institución. “Se ve una activación económica muy buena” en la que el sector industrial, “con el azulejo a la cabeza, y pesar del freno en las exportaciones de este final de año”, ha jugado, dicen, un papel determinante. Como también lo ha sido el turismo, “que ha tenido una evolución espectacular”, recalca por su parte el director gerente de la Cámara de Comercio castellonense, Javier Valls.

Sobre la situación política de Cataluña y su posible afección al entramado empresarial castellonense, Dolores Guillamón ha indicado que no dispone de datos oficiales sobre el número de firmas catalanas que han cambiado su sede social a Castellón, pero ha señalado que le entristece y que ella siempre ha defendido que no salgan de Cataluña “porque esto no beneficia a nadie” y “tienen que hacer patria”. Confía en que a partir del día 21 venza “el sentido común” y “las aguas vuelvan a su cauce”.

Además de por disponer del primer presupuesto sin medidas de ajuste, el ejercicio 2018 destacará también para la Cámara de Comercio de Castellón por el proceso electoral que culminará “un periodo de transición de enorme trascendencia para nosotros”. Dolores Guillamón ha anunciado que se presenta a la reelección como presidenta. Una decisión que, reconoce, trastoca sus planes iniciales. “Siempre dije que no, pero me lo han pedido por activa y por pasiva tanto los trabajadores como otras entidades”. “Hemos salvado la Cámara con un esfuerzo titánico; hace tres años no podíamos dar el mensaje que damos ahora. Me gustaría rematar la faena”, ha dicho.

Guillamón afronta su reelección tras un mandado al frente del organismo cameral que se inició en julio de 2013, cuando se convirtió en la primera mujer en ostentar la presidencia en la historia de la centenaria institución. Empresaria del sector de la hostelería, Dolores Guillamón fue elegida para llevar las riendas del máximo órgano de gobierno de la corporación cameral tras la dimisión de Salvador Martí Huguet.

Más información