Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE Y PENSAMIENTO

Carteles de una bella época

Tres exposiciones resume la Belle èpoque, momento de brillo europeo lleno de optimismo y que acabó derivando en la Primera Guerra Mundial

Cartel de Folies Bergère de Jules Cheret.
Cartel de Folies Bergère de Jules Cheret.

La Belle Époque fue esa época europea llena de optimismo que acabó derivando en la carnicería de la Primera Guerra Mundial. Pero antes el futuro parecía luminoso al tiempo que los avances científico-técnicos cambiaban el mundo y llegaban a más capas de la sociedad. Las clases medias y burguesas disfrutaban de su ocio en los cafés, las galerías de arte y los cabarets. La cultura y la ciencia florecían, nacía el cine, el hombre podía volar, el arte se revolucionaba. La exposición universal de París en 1900, llena de prodigios, fue una buena muestra del espíritu de la época.

Francia era el país donde este estado de ánimo surgía con más fuerza y su capital el epicentro de todo el movimiento. Así, el Institut Français (Marques de la Ensenada, 12), ofrece la exposición Las maravillas de la Belle Epoque, de la Colección Valentine Dethomas Zuloaga, hasta el 19 de enero de 2018. Se trata de unos 50 carteles originales de Jules Cheret así como un “gabinete de curiosidades” con otras piezas de la colección de Valentine Dethomas.

Cheret (1836-1932) es considerado el creador del cartel publicitario moderno, que tan característico resulta de la Belle Époque. En sus piezas vemos anunciados desde papel para liar cigarrillos hasta los espectáculos en el célebre cabaret Folies Bergére, de marcas de pippermint a la ópera, o al casino o al Moulin Rouge, todo con el colorido y movimiento que asociamos a ese periodo histórico.

La exposición se ideó como complemente a Zuloaga en el París de la Belle Epoque, que se puede ver en la Fundación Mapfre (Paseo de Recoletos, 23) hasta el 7 de enero. Tampoco desentonaría al lado de otra muestra de aquella época, la que en el Palacio de Gaviria (Arenal, 9) se dedica a Alphonse Mucha, gran exponente del Art Nouveau (hasta el 25 de febrero).