Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena estudia prohibir las estufas de gas en las terrazas por la polución

El Ayuntamiento contempla la restricción en el marco de la lucha contra el cambio climático

Estufas de gas en terrazas de bares en la Plaza Santa Ana de Madrid.
Estufas de gas en terrazas de bares en la Plaza Santa Ana de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, se muestra "preocupado" por la polución generada por las estufas de gas en las terrazas de los bares. Según explicó el jueves el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, el gobierno municipal de Ahora Madrid está barajando la posibilidad de prohibir su uso, aunque se desconoce si de manera permanente o temporal. El gobierno local cree que así bajará la polución. La medida se incluirá en la nueva ordenanza sobre las terrazas, explicó el concejal.

El gobierno municipal de Ahora Madrid cree que reducir la contaminación que se desprende de las estufas de gas de los bares podría ayudar en reducir las emisiones. Por ello, el concejal de urbanismo explicó durante un debate organizado por la Cadena Ser, en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), que el gobierno de Manuela Carmena está trabajando para limitar esas estufas en la próxima normativa de terrazas.

"Las estufas de gas son algo que nos preocupa. En la revisión que estamos haciendo de la ordenanza de terrazas, que está en estos momentos redactándose una nueva ordenanza por parte del Ayuntamiento de Madrid, una de las medidas que se contempla para luchar contra el cambio climático y para reducir las emisiones es precisamente prohibir las estufas de gas en las terrazas", dijo el edil. Y añadió que desde su área se entiende que con esas estufas que los hosteleros colocan en las terrazas "se está dañando el medio ambiente y se está generando un problema de calidad del aire a toda la ciudad".

Todavía se desconoce si la prohibición será temporal o permanente. Es decir, si se limitará a determinadas temporadas del año o si se activará durante episodios de elevada contaminación. Ayer, los portavoces del Consistorio prefirieron no añadir nada a lo que adelantó el propio concejall durante el encuentro. También la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, incidió en la necesidad de aplicar medidas preventiva para evitar que la contaminación supere niveles considerados dañinos por la salud. "Cada vez nos sentimos más comprendidos. Se nos exige que seamos más restrictivos", añadió Calvo.

La posible restricción a las estufas en las terrazas no se enmarcaría en el llamado plan A de calidad del aire, el documento que plantea una seria de medidas estructurales para reducir la contaminación, como la puesta en marcha de la gran área de prioridad residencial en todo el centro y la limitación a 70 kilómetros por horas en la M-30. Sabanés remarca desde tiempo que la única vía para atajar la contaminación pasa por medidas permanentes. Por ello, el Consistorio aboga por una revisión del protocolo anticontaminación que podría endurecerse el próximo año.

La Unión Europea ya advirtió en varias ocasiones de la necesidad de que Madrid mejore la calidad del aire. Solo en la última semana, se han alcanzado niveles de dióxido de nitrógeno considerados dañinos por la Organización Mundial de la Salud. La reducción de la polución es uno de los compromisos electorales de Ahora Madrid, que espera de aquí a 2020 rebajar la contaminación de la capital en un 20%.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram