Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona denuncia la “incapacidad del Gobierno para evitar los atentados” del 17-A

El pleno del Ayuntamiento pide responsabilidades políticas al Ejecutivo

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el pleno municpal.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el pleno municpal.

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes una declaración institucional que denuncia “la incapacidad manifiesta del gobierno español para evitar los atentados” de agosto en Barcelona y en Cambrils. La declaración, a propuesta del PDeCAT, se ha aprobado solo con los votos de ERC. El partido de la alcaldesa Ada Colau, el PSC y la CUP se han abstenido. Ciutadans y el PP han votado en contra. 

La declaración pide explicaciones al Gobierno sobre la relación entre el CNI y el cerebro de los atentados, el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, y “exige responsabilidades políticas” ante lo que califica de “escándalo”. Además, el texto muestra el agradecimiento del consejo plenario al trabajo del exconsejero de Interior, Joaquim Forn y del mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero.

El gobierno de Colau —al que el PP ha reprochado que son su abstención ha facilitado la aprobación del texto ha argumentado por boca del teniente de alcalde Jaume Asens el sentido de su voto "porque el director del CNI comparecerá en el Congreso" para dar explicaciones sobre la vinculación con el cerebro de los atentados y porque el PDeCAT no aceptó sus propuestas para modificar el texto. “El atentado fue un capítulo oscuro, nos quedamos sin aire, la ciudad reaccionó con dignidad y una de las exigencias de la sociedad fue tratar los hechos con responsabilidad. Creemos que no se pueden abonar tesis conspirativas o poco contrastadas”, ha zanjado Asens. 

El PSC, por su parte, se ha mostrado partidario de “pedir las explicaciones que haga falta”, pero se ha abstenido por no estar de acuerdo “en apuntar al Estado para intentar generar dudas sobre quién es responsable de los atentados y encaminadas a generar conflictos institucionales”, ha dicho la concejal Carmen Andrés. “Son asuntos que tenemos que tratar desde la responsabilidad, los verdaderos responsables son los integrantes de la célula terrorista”, ha afirmado. En el caso de la CUP, ha argumentado su abstención por “no compartir el reconocimiento a los Mossos y a la ejecución extrajudicial de siete personas”, ha afirmado la concejal Maria Rovira, partidaria de que se investigue la relación entre Es Satty y el CNI y se asuman responsabilidades. 

Desde el grupo promotor de la declaración, el concejal Jaume Ciurana ha defendido las ansias de saber “de la ciudad de Barcelona”. “Queremos saber en qué circunstancias y en qué momento se supo la vinculación y que la vicepresidenta informe a la ciudadanía sobre a quién reportaba y cuánto tiempo, si esta información que se avanzó en agosto era conocedora y si lo era porque se escondió, se deduzcan responsabilidades y agradecer el trabajo del consejero de Interior y del mayor Trapero”. ERC ha apoyado una propuesta que entendió que “deja en evidencia una deslealtad absoluta entre cuerpos policiales”, ha señalado el concejal Jordi Coronas. 

Ciutadans y PP han sido vehementes al defender la tarea antiterrorista del Gobierno español. Carina Mejías, del partido naranja, ha afirmado que la ciudad de Barcelona “debería estarles agradecidos”. “En política no todo vale, utilizan el terrorismo en favor de su causa independentista”, ha echado en cara al PDeCAT. Visiblemente enfadado, el popular Alberto Fernández Díaz ha calificado de “mezquino y miserable” el texto del PDeCAT y ha pedido que “no rompa más cosas en la convivencia de Cataluña”.

Más información