Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a 21 personas por la pelea de sillas en plaza de Catalunya

Los agentes han arrestado a 7 ultras de extrema derecha en Barcelona y 14 en Madrid

Batalla campal en una terraza de plaza Cataluña.

La Policía Nacional mantiene abierta una operación policial por la pelea de sillas el pasado 12 de octubre, en la plaza de Catalunya de Barcelona. Los agentes han arrestado a al menos 21 personas, 7 ultras de extrema derecha en Barcelona vinculados a los Hooligans Vallès y 14 más en Madrid, que fuentes policiales vinculan a la afición radical del Frente Atlético y Ultra Sur. La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la brigada de información desplazados a Cataluña.

La pelea se produjo pasadas las doce y media de la tarde, cuando unas 25 personas iniciaron una batalla campal en la céntrica plaza de Catalunya. Los participantes agarraron las sillas de la cafetería Zúrich, ubicada en la zona, que se lanzaron sin miramientos unos a otros. Los Mossos aseguraron entonces que los participantes eran ultras de extrema derecha de distintas aficiones de fútbol, entre ellos los Hooligans Vallès, del Sabadell.

La pelea se produjo en las inmediaciones de la manifestación convocada por el día de la Hispanidad por Societat Civil Catalana, que se desmarcó de lo sucedido a través de un tuit. "Condenamos los conatos de actos vandálicos acontecidos que nada tienen que ver con nuestra convocatoria ni organización", escribieron en la red social.

Un agente de la Guardia Urbana, que intervinieron en la pelea, resultó herido de levedad. Por ese motivo, la policía local de Barcelona inició también una investigación. Identificaron a al menos ocho ultras que supuestamente participaron en el enfrentamiento. A cuatro de ellos les tomaron declaración la semana pasada por un delito de lesiones y otro de daños.