Los vecinos denuncian el nuevo carril bici en Poblenou

El Ayuntamiento se justifica dando un poco de calzada al peatón

Acera de la calle Taulat en Poblenou
Acera de la calle Taulat en PoblenouHilda Pérez

La construcción de un carril para bicicletas que el Ayuntamiento de Barcelona está implantando entre la avenida Icària y la zona del Fòrum ha generado diferentes polémicas entre los vecinos. Uno de los principales argumentos contrarios al diseño del Consistorio es que se hayan mantenido unas aceras de poco más de medio metro en un tramo que atraviesa el barrio de Poblenou. “Es ridículo, nos han quitado plazas de aparcamiento para colocar esto”, señala una mujer de avanzada edad en la calle del Taulat entre la Rambla del Poblenou y la calle de La Llacuna. En ese tramo, por la acera más cercana al mar, transcurre un nuevo carril bidireccional para bicicletas. El Consistorio ha eliminado las plazas de zona verde que había allí para colocar el carril bicicleta pero no ha modificado la “ridícula” acera que ahora es todavía más visible.

Los vecinos por donde atraviesa el nuevo carril para bicicletas lamentan que para su construcción se haya mantenido la misma medida de acera pese a ser tan pequeña. Algunos aseguran que en cuanto se acabe la construcción y se abra al público el nuevo carril será peligroso “salir de casa y toparse de bruces con un ciclista”. La mayoría de vecinos lo que más lamentan es que con la implantación del carril bidireccional se han eliminado decenas de plazas de aparcamiento donde tenían preferencia los residentes.

Una portavoz del área de movilidad del Ayuntamiento de Barcelona defendió ayer que con la construcción de los carriles bici “no se reducen la longitud de las aceras”. El Consistorio de Ada Colau tiene entre sus políticas la norma de colocar los carriles bicis en la calzada. Además, los operarios solo realizan las modificaciones necesarias para “la seguridad o adecuación básica de los carriles”.

Pese a ello, el Ayuntamiento anunció que valorará la petición de ampliar las aceras para mejorar el espacio público progresivamente. La fuente consistorial defiende que en el carril bici de la calle Taulat se ha “aprovechado la introducción del carril bici para ampliar los espacios de peatones en calzada mediante pintura”. El Consistorio ha marcado la línea de inicio del carril bicicleta unos centímetros más allá del bordillo de la acera dando este pequeño espacio al peatón. Pese a las críticas, desde el Consistorio se considera la obra necesaria para la conexión de los campus universitarios de Ciutadella y la zona del Besòs.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Poblenou, Salvador Clarós, destacaba ayer que desde la entidad que él preside se lleva “años apostando” por la implantación de los carriles bicis. “La mayoría de calles del barrio tienen 20 metros de calzada por lo que el carril pasa sin ninguna complicación. Sí que es verdad que en la calle Taulat, poco antes del cementerio, la intervención es rara y la acera es estrechísima”, lamenta. Clarós cree que no es más que una primera fase para, en un futuro próximo, transformar la calle en calzada única “donde los vehículos no puedan circular a más de 30 kilómetros por hora”. Desde la asociación destacan que la entidad está mucho más preocupada por otras intervenciones que se están llevando a cabo en el barrio y no por el carril bicicleta “que es muy necesario”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS