El deporte, la nueva herramienta de la inversión local

El sector representa un 2,3% del PIB de España

El Congreso del Deporte Local.
El Congreso del Deporte Local. Instragram EsportsDiba

La práctica deportiva cada vez está más presente en la vida de los españoles, convirtiéndose en una herramienta de bienestar, inclusión social, diversión y económica. El deporte incide de manera decisiva en el cambio de hábitos de la sociedad. Así se desprende de las diferentes ponencias presentadas durante el Congreso del Deporte Local que se celebró la semana pasada en el recinto modernista de Sant Pau y que se dividió en tres grandes temas: las personas, las organizaciones deportivas y la sociedad.

Las entidades públicas y privadas han visto en el deporte un elemento para generar riqueza y no han desaprovechado la oportunidad. “El deporte es la única actividad que se hace los siete días de la semana; si eso se traduce a la economía el impacto es muy grande”, valoró Joan Fontseré, director general del Circuito de Cataluña. El ayuntamiento de Donostia, por ejemplo, propuso atraer a turistas fuera de temporada, y “desde el primer momento vimos que el deporte era la línea que teníamos que seguir”, afirmó Carmen Baz, Responsable de Marketing de Donostia Turismo. La cooperación entre poblaciones pequeñas es clave para que la práctica del deporte y se pueda materializar el impacto económico. “Hace años poca gente iba a las playas con su tabla de surf, ahora gracias a la colaboración de los municipios la práctica de surf ha crecido y existen unas 60 empresas relacionadas directamente con este deporte, fenómeno que atrae a los turistas durante todo el año, aumenta la oferta hotelera y obviamente provoca que más gente se anime a practicar surf”, explicó Baz. “El turismo clásico; en cambio el turismo deportivo está creciendo sin parar”, añadió Juan Porcar, CEO de la empresa RPM-MKTG.

“Uno de los principales problemas que tienen los municipios pequeños es encontrar una oferta y procurar que la gente se involucre en el voluntariado”, expuso Sergio Rivas, gerente de PRAMES. Para solucionarlo, Fontseré propuso promover el modelo de voluntariado de Barcelona 92, “el sentimiento de pertenencia, que la gente se sienta involucrada con esa prueba”, matiza el director del Circuito de Cataluña.

La práctica de deporte se ha incrementado progresivamente en la sociedad española, año tras año crece el número de deportistas. “La cultura deportiva ha crecido en España. En los años 80 solamente la mitad de la población practicaba algún deporte, hoy en día más de un 67% es deportista”, explicó Manuel García, profesor emérito de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Valencia. El cambio más importante que se observa en los estudios de García es la inclusión de la mujer en la práctica deportiva desde principios de siglo. Ahora un 60% de las mujeres españolas practican deporte –10 puntos más que en el año 2.000–, “espero que en el 2020 sea igual al número de practicantes varones”, añadió el sociólogo. Esta creciente cultura deportiva también se materializa entre los mayores de 60 años, según los estudios de García. Hace 50 años los españoles mayores de 60 años no practicaban deporte, ahora lo hace casi un 30%.

Miquel Pucurull, atleta popular, es un ejemplo. Empezó a correr con 41 años para perder peso y con 78 sigue participando en maratones. García también destacó en sus resultados que la práctica de deporte está relacionada de forma proporcional con el nivel de estudios y riqueza de las personas. “El deporte es un indicativo importante para diferenciar a las sociedades avanzadas de las que no lo son, además es un elemento inclusivo”, explicó García. “Se tendría que estimular más el elemento integrador desde las entidades políticas.

Los nuevos retos deportivos de las administraciones locales “pasan por dejar de hablar de usuarios deportivos y hacerlo de ciudadanos”, opinó Salvador Valls, jefe del área de deportes del ayuntamiento de Cornellá. “En 40 años hemos pasado de una pequeña ciudadanía demandante de instalaciones deportivas a que las instituciones públicas pidan usuarios. Aún existen muchos sedentarios; lo primero que hay que hacer es promocionarse”, explicó Luís Solar, consultor responsable del desarrollo de producto de Be Up. “La instalación deportiva no puede ser el centro, debe ayudar porque no puede generar un espacio mejor o peor que la naturaleza o las plazas de la ciudad”, añadió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el debate también se diferenció entre lo que aportan las instituciones públicas y el sector privado. “El sector privado puede ofrecer servicios exclusivos y debe existir el sector público para cubrir la oferta universal”, dijo Núria Fàbregas, jefa del servicio de deportes de Vilanova del Camí, lanzando la pregunta: “¿debe ser el sector público subsidiario al sector privado?”. Tanto Solar y Valls como Fàbregas coinciden en que lo esencial es la existencia de una red pública que consulte a los ciudadanos para saber lo que quieren, y que cada día es más necesaria la intervención de los municipios en el deporte.

Maite Fandos, diputada de deportes de la Diputación de Barcelona, cerró el congreso. “El deporte promueve la felicidad, la definición de objetivos, la capacidad de superación personal y el trabajo en equipo. Desde la Diputación tomamos nota de todas las conclusiones y experiencias del congreso para continuar dando soporte a los ayuntamientos colaborando en las iniciativas deportivas que impulsan”, concluyó Fandos.

La importancia y el nuevo rol del deporte local como herramienta de inclusión, cohesión y de equilibrio de diferentes ámbitos como el social, el económico y el sanitario fue el eje central del congreso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS