Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

600 manifestantes exigen a Colau poder votar en el referéndum

La CUP ha convocado concentraciones ante los Ayuntamientos catalanes para defender la votación del 1 de octubre

Concentración convocada por la CUP frente al ayuntamiento de Barcelona.

La CUP ha convocado este viernes por la tarde decenas de concentraciones frente a los ayuntamientos catalanes en protesta por la suspensión de la ley del referéndum por parte del Tribunal Constitucional. Todas las maifestaciones estaban convocadas a las 20.00 horas.

Una hora y media antes de la concentración de Barcelona, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Gerardo Pisarello, anunciaba que el Consistorio no iba a remitir a la Generalitat la información que se había requerido sobre los colegios electorales. Este anuncio provocó que los manifestantes que se concentraron en la plaza Sant Jaume (600, según la Guardia Urbana) gritaran la mayoría de sus proclamas contra la alcaldesa Ada Colau.

Gritos como “Queremos votar” o “Desobediencia” se han mezclado con proclamas contra Colau, a la que le han recordado el “Sí se puede” de cuando era la líder de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Un grupo de manifestantes también ha hecho uso de la proclama más coreada en repulsa de los atentados del pasado 17 de agosto, “No tenim por”, dirigiéndose al Tribunal Constitucional.

La concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona, María José Lecha, ha culpabilizado a Barcelona en Comú, la formación que llevó a Colau a la alcaldía, de alinearse con las políticas del “PP, C’s y el PSC” a los que tildó de “demófobos”. Un grupo de trabajadores del teatro, entre los que se encontraba el dramaturgo Joan Lluís Bozzo, han mostrado una pancarta que rezaba: “Votar o votar, esta es la cuestión”. Los artistas han leído el manifiesto en el preciso momento en que la concejal antisistema atendía a los medios de comunicación.

Tras varias proclamas contra Colau los concentrados han cantado Els Segadors y han dado por finalizada la manifestación.