Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento anula el corte de Galileo tras las presiones vecinales

El mobiliario urbano se mantiene pero autos y motos vuelven a circular por la vía

La calle de Galileo cortada en Madrid.
La calle de Galileo cortada en Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, ha vuelto a abrir a los coches el tramo de la calle de Galileo peatonalizado como parte un proyecto (el "urbanismo táctico") que despertó varias protestas vecinales. Tras las críticas de más de 2.000 residentes que pidieron la reversión del "experimento", este jueves el gobierno local ha corregido su planteamiento. Los coches ya pueden circular por el tramo comprendido entre las calles de Fernando Garrido y Meléndez Valdés a una velocidad de 20 kilómetros por hora, aunque se mantiene el mobiliario urbano, colocado en una mitad de la calzada. El tramo de Galileo aparece divido en dos partes: una para los coches y otras para los peatones, sin ningún tipo de barrera.

En junio, el gobierno local cortó un tramo de 70 metros de la calle de Galileo como parte de su plan Chamberí Zona 30, un diseño dirigido a reducir la contaminación en el distrito de Chamberí. Colocó jardinería y bancos en la calzada y cortó la vía al tráfico. Sin embargo, muchos residentes criticaron ese planteamiento y llevaron su protesta al pleno de la junta de Chamberí. Exigieron al concejal presidente del distrito Jorge García Castaño la reversión del diseño, mientras que los ecologistas pidieron "no dar un paso atrás".

El concejal asumió entonces que el proyecto era "reversible" y abrió a modificaciones. "De momento", el gobierno de Ahora Madrid no va a renunciar al mobiliario urbano colocado en la calzada, pero sí a la peatonalización. El gobierno local detalla a EL PAÍS que cambiará el sentido de la circulación en la calle de Fernando Garrido hacia la calle de Galileo y calle de Vallehermoso y que restituye las plazas de estacionamiento regulado que se habían eliminado para favorecer la entrada y salida de los garajes de la calle de Fernando Garrido.

PP, PSOE y Ciudadanos exigieron en julio la reversión del proyecto Chamberí Zona 30. En el pleno municipal criticaron, tal y como adelantó este diario, que el diseño del proyecto lo llevó a cabo una empresa vinculada a tres ingenieros que colaboraron en la redacción del programa electoral de Ahora Madrid, coalición liderada por Podemos que gobierna Madrid desde 2015.

Con estos cambios el gobierno de Carmena asume que algo no ha funcionado en su planteamiento inicial. Recuerda que se trataba de un periodo de prueba que incluía modificaciones y adaptaciones. "Con estos cambios se busca intervenir con mayor grado de consenso con respecto a la operativa de esta actuación y manteniendo los mismos objetivos: reducción de tráfico de paso no residente, mejora de la calidad de aire y ganar espacio público", reza la nota municipal. 

Algunas asociaciones vecinales manifestaron en el pasado el deseo de que la reversión fuese total, por lo que no es seguro que se den por satisfechas con esa reversión parcial. Pero "de momento" el Consistorio no prevé más cambios.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram