Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero de Interior: “No nos advirtieron sobre el imán; solo nos pidieron información”

Joaquim Forn critica a los medios por "ensuciar la tarea de los Mossos" en plena "amenaza del Estado Islámico"

La Generalitat ha respondido hoy, con contundencia, a las críticas vertidas contra los Mossos d'Esquadra por haber recibido desde Bélgica una comunicación sobre el imán de Ripoll, Abdelbaki es Satty, hace un año. Hace 17 meses, la policía de Vilvoorde -feudo islamista cercano a Bruselas- comunicó a un mando de la policía catalana sus sospechas sobre es Satty, que había provocado suspicacias en la comunidad musulmana. El mosso respondió que no disponían de ninguna información sobre el imán, pero sí sobre un primo suyo que había sido juzgado (y absuelto) por la Audiencia Nacional por terrorismo.

Un policía de Vilvoorde remitió un correo electrónico a Daniel Canals, jefe de la Unidad Central de Análisis de Estrategias de Organizaciones (UCAEO) de los Mossos. El mando catalán le contestó, el 8 de marzo de 2016, que no le constaba ningún dato o comunicación relevante. Los dos policías se conocían de antes por haber asistido a congresos y jornadas en materia de terrorismo. Las autoridades belgas, sin embargo, no emitieron una alerta oficial. El canal oficial, en esos casos, es Europol. Los Mossos no tienen acceso a los datos de Europol, ni tampoco a los que manejan la Policía Nacional o la Guardia Civil.

El consejero de Interior, Joaquim Forn, ha recordado este jueves que se trató de una comunicación "absolutamente informal". "Si hubiera sido formal", ha explicado Forn, "no podría haber sido directa, se tendría que haber hecho a través del ministerio". Forn ha acudido a Cambrils a participar en la junta de seguridad local después del atentado perpetrado en la población, en el que murió una mujer apuñalada. Forn ha reprochado que una "información delicada" debe tramitarse, en todo caso, por los canales oficiales.

Forn ha arremetido contra los medios de comunicación por criticar a la policía en plena amenaza terrorista. "Me sorprende que, habiendo una amenaza difundida por Estado Islámico ayer mismo, la preocupación de algunos medios sea poner en duda o ensuciar el trabajo de los Mossos d'Esquadra". Lejos de admitir algún error en la gestión de la información, Forn ha recordado que existe "un gran reconocimiento" a la labor policial. "La ciudadanía nos pide seguir trabajando e investigando".

"No es un error porque simplemente se nos pide una información, y damos la información que tenemos. No nos advierten sobre esa persona, simplemente nos dicen si tenemos información. Y en ningúnmomento nos consta que esa persona esté investigada o sea peligrosa. Si alguien nos hubiera informado de eso, se habría actuado de otra manera", ha subrayado Forn. Una semana después de los atentados, el consejero ha anunciado el refuerzo de la presencia policial en las "poblaciones turísticas importantes", como Cambrils.