Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peñíscola: turismo marinero a bordo

La ciudad del Papa Luna materializa la primera experiencia turística de pesca artesanal de la Comunidad Valenciana

El patrono de la embarcación que ofrece una experiencia de pesca al turismo.
El patrono de la embarcación que ofrece una experiencia de pesca al turismo.

Muelle del puerto de Peñíscola, Castellón. Cinco de la madrugada. Un grupo de turistas se acomoda en Los Jovens una embarcación de pesca artesanal convertida en la primera plataforma de turismo de experiencias ligado a la actividad pesquera de la Comunidad Valenciana. Las manos expertas de José y Vicent, sus marineros, les adentrarán en los secretos de este oficio durante varias horas. A bordo de esta nave de trasmallo, los turistas se sumergen en el Mediterráneo.

Así arranca el nuevo foco de atracción turística activado por la Ciudad del Papa Luna, que al producto plató de cine –por la gran cantidad de superproducciones que han recalado en este municipio costero en las últimas décadas- suma ahora su condición marinera. La propuesta la ha materializado la empresa valenciana Trip&Feel, avalada por su experiencia en otros países europeos e impulsada por la Obra Social La Caixa y la Cofradía de Pescadores de Peñíscola. Juntos han apostado por poner en valor la actividad pesquera local y convertirla en nuevo producto de turismo experiencial durante los doce meses del año.

El puerto de Peñíscola es el primero de la Comunidad Valenciana en albergar este tipo de rutas, que han arrancado en agosto, según explica Paco Gracia, responsable del proyecto Pesca Turismo para Trip&Feel.

Sobre Los Jovens, sus marineros lanzan ante los turistas las redes, que permanecerán en el mar durante aproximadamente una hora. A la espera de que el lanzamiento dé sus frutos, su vista hace parada en el litoral peñiscolano, que se despliega ante el Parque Natural de la Sierra de Irta. Risas, historias y muchas preguntas se suceden por parte de los curiosos visitantes.

Con el sol ya despuntando, llega el momento de subir las redes y de descubrir las especies autóctonas enredadas en ellas. Suben poco a poco, empujadas por la veteranía de José y Vicent, que explican paso a paso el proceso.

Los participantes vuelven a puerto con las cestas repletas de sepia, langostinos, salmonete y diversas especies de pescado de roca autóctonas. Con el botín recién capturado, los marineros muestran la técnica del desenmalle a sus invitados, ya en puerto, que descubren que el proceso es totalmente artesanal, pieza a pieza.

La experiencia vuelve a repetirse cada tarde, a partir de las cuatro y media. La faena empieza con la misma dinámica, esta vez a plena luz y con el atractivo añadido de ver las barcas de arrastre entrar al puerto desde la vista privilegiada que ofrece estar navegando y pescando en la reserva marina frente al parque natural.

Los Jovens es la primera embarcación que ofrece esta actividad tras posibilitarse por parte de las autoridades el desarrollo de la misma. Las embarcaciones han de adaptarse a las exigencias de seguridad para recibir visitantes, así como tramitar los permisos preceptivos con la Generalitat y la Capitanía Marítima, dependiente del Ministerio, explican desde el Ayuntamiento de Peñíscola.

El municipio costero impulsó ya el año pasado de forma pionera las experiencias vinculadas al sector pesquero, dando a conocer entre los visitantes el entorno portuario, su lonja, los tipos y artes de pesca. Desde este verano amplía la iniciativa con esta experiencia completa que posibilita vivir en primera persona la actividad pesquera.

Miguel Castell, patrón mayor de la cofradía local, provincial y de la interfederativa de toda la Comunidad Valenciana, asegura “confiar en el proyecto, pues cuenta con el respaldo de los propios pescadores, que ven en estas actividades una interesante posibilidad de diversificación de su propio negocio; una actividad sostenible y compatible con la actividad extractiva”.

“Peñíscola cuenta con la infraestructura y oferta necesarias; así como con el carácter y realidad marinera que se hace indispensable para llevar el proyecto adelante”, valoran desde Trip&Feel.

Más información