Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ICUB creará un fondo para financiar grandes exposiciones

Se trataría de un recurso económico para las muestras que acoja el pabellón Victòria Eugènia

El pabellón Victòria Eugènia en una exposición de arquitectura.
El pabellón Victòria Eugènia en una exposición de arquitectura.

El Institut de Cultura de Barcelona (Icub) creará un fondo económico para ayudar a financiar la producción, coproducción y atracción de grandes exposiciones internacionales al Pabellón Victòria Eugènia de Fira de Barcelona, que abrirá puertas en septiembre de 2018 después de un acuerdo del Ayuntamiento y la Fira para recuperar el espacio como sede de muestras de primer nivel. La iniciativa de buscar una financiación expresa la explicó el segundo teniente de alcalde y alcalde accidental del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, en una entrevista a Europa Press.

Se trataría de un “fondo de turismo cultural” que estará formado por recursos propios del Icub, otros procedentes de la tasa turística y de los que se obtengan del patrocinio y mecenazgo. Para Collboni, “Barcelona no se puede permitir perder la oportunidad de atraer grandes exposiciones internacionales por un tema de espacio”, y debe recuperar presencia en los grandes circuitos culturales en busca de un turismo de calidad.

Hace una semana, anunció una inversión municipal de 2,5 millones de euros para remodelar 6.350 metros cuadrados del Pabellón Victòria Eugènia, la extensión que se va a dedicar a sede de exposiciones temporales. En ese momento, el regidor dijo que el espacio estaría abierto a “todos los museos de la ciudad y, de manera prioritaria, por importancia del centro y por cercanía, para el MNAC”. En la entrevista con la agencia, sin embargo, Collboni se lamentaba de que Barcelona ha perdido capacidad para implicar a grandes empresas en el patrocinio de grandes eventos culturales: “Pero queremos crear las condiciones para que sea fácil que esto pueda suceder”. Si bien el anuncio es reciente y todavía no existen propuestas concretas de exposición, Collboni citó como ejemplo de una exposición que podría haber encajado en el pabellòn de Montjuïc que se rehabilitará la retrospectiva del pintor ruso Vasili Kandinski que albergó Madrid el año pasado en colaboración con el Centre Pompidou de París. Con todo, precisó que la presencia pública —el propio ICUB— garantizará que el nuevo espacio no pueda acabar siendo copado por operadores internacionales en detrimento de los museos y propuestas catalanas.

Una vez más, el regidor socialista reiteró que frente “a grandes planes y grandes obras que en este momento la ciudad no se puede permitir —en referencia al proyecto de la explanada de los Museos de Montjuïc que promovió el gobierno de Xavier Trias — lo importante es sumar 6.000 metros más con una operación más de cirugía”.