Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes no abrirá cinco centros de educación pública previstos para este curso

Los padres de los alumnos afectados denuncian que el único criterio para la adjudicación de las obras es el precio más bajo

Las obras del IES de Paracuellos que debería abrir este septiembre.
Las obras del IES de Paracuellos que debería abrir este septiembre.

La Comunidad de Madrid reconoce que el mes próximo no tendrá listos cinco centros de educación pública (colegios e institutos) que se comprometió a abrir este curso. La institución ha convertido en práctica habitual acabar los colegios fuera de plazo. La razón, según los padres perjudicados, es que el único criterio para adjudicar las obras a las constructoras es el precio más bajo. La edificación por fases (cada año se acaba una parte del edificio) es una solución habitual ante la falta de compromiso en las entregas. Los alumnos afectados empezarán las clases en otros centros o entre andamios, ya que los colegios tardan años en estar listos.

Los que no abrirán este mes de septiembre son dos institutos —el IES Paracuellos y el IES Las Tablas— y tres colegios: Andrea Casamayor, de Paracuellos; Miguel de Cervantes, de Gefate, y Averroes, de Arroyomolinos. La Comunidad, en todos los casos, no asume la responsabilidad en ninguno de los casos y dice que se trata de “problemas sobrevenidos” de las empresas constructoras.

La compañía que levanta el IES Paracuellos, Unika Proyectos y Obras S. A., se adjudicó la obra por 2,1 millones de euros, cuando el presupuesto disponible era de 3,2 millones. “Los movimientos de tierra han sido mayores de lo previsto y se ha retrasado la obra. La empresa prevé que el centro estará listo antes de que finalice el año”, explica la Consejería de Educación. Los alumnos empezarán las clases desplazados en el colegio concertado Antamira. “Según nos dijo la consejería en una reunión, los chicos pasarán allí al menos el primer trimestre”, declara Javier Torés, miembro de una de las Ampas del municipio.

En Paracuellos también hay un colegio público afectado, el CEIP (Educación Infantil y Primaria) Andrea Casamayor, que debería haber abierto el curso pasado (2016-2017). “En el periodo de elección de centro, los padres pudieron matricular a los niños en él, pero en marzo la constructora Conedavi se declaró en quiebra”, detalla Torés. “No ha terminado ni el 20% de la edificación”. La Comunidad rescindirá el contrato con la empresa y abrirá un nuevo concurso público de adjudicación, según informa la consejería. Los chicos escolarizados en ese centro empezarán las clases en el colegio público Virgen de la Ribera.

La práctica ineficiente se repite en el barrio de Las Tablas, al noroeste de Madrid, donde no hay instituto público. La compañía constructora, Ogmios, se adjudicó la obra por 2,1 millones de euros, un 33% menos del presupuesto disponible (3,2 millones de euros). Ni tendrá listo el centro para septiembre ni acabará el edificio, sino que se lo cederá a otra empresa. “La Comunidad tiene como único criterio para construir los colegios de nuestros chicos la adjudicación al precio más bajo, aunque sabe que luego se paran las obras por falta de dinero”, denuncia Carla Centeno, portavoz de la Plataforma por la Educación Pública de Las Tablas.

Abandono de obras

El consejero de Educación, Rafael van Grieken, se excusó así la semana pasada: “Nosotros hacemos el máximo seguimiento de las obras, pero hay un momento en el que interviene un tercero, una empresa constructora, que es la que se compromete, según los pliegos de condiciones, a tener algo listo en un tiempo”.

En Arroyomolinos, la empresa adjudicataria del nuevo colegio público Averroes, Joca S. A., también alegó el pasado julio que no podía ejecutar la obra por problemas económicos. La Comunidad ha resuelto este martes el contrato y abrirá de nuevo el concurso de licitación de los trabajos. El centro concertado Pasteur acogerá a los alumnos de tres y cuatros años cuyas aulas deberían haber estado acabadas en la primera fase de construcción del centro.

Esa misma empresa es la encargada de la ampliación del colegio Miguel de Cervantes, de Getafe. Van Grieken recalcó que se trata de un caso “distinto”, ya que se ha completado el 20% de la construcción, por lo que “se puede hacer una cesión del resto a una tercera empresa”. La obra se adjudicó por 1,4 millones euros, cuando el presupuesto disponible era de 2,2 millones. “Que no digan que el 94% de los alumnos en Madrid van al colegio que escogieron como primera opción. Una cosa es lo que quieres y otra dónde te dejan ir”, se queja Torés, el miembro del Ampa de Paracuellos. 

Comisiones Obreras denuncia que la Comunidad adjudica las obras de los centros públicos a empresas con trayectorias de abandono, situaciones de ERE y mala relación laboral y financiera, e incluso investigadas en alguna trama. La secretaria de Enseñanza del sindicato, Isabel Galvín, considera que tras dos años de mandato de Cristina Cifuentes hay mejoras respecto a la etapa anterior, cuando “se optó por no construir centros, sino concertar, cediendo suelo público a entidades afines”.

Estos cinco centros no estarán acabados el mes próximo, cuando comienza el curso escolar. Además, en la región hay al menos 13 colegios afectados por la construcción por fases, según denuncia la Plataforma por la Defensa de los Centros Educativos Públicos de Calidad de Madrid. Es el caso del IES José García Nieto, de Las Rozas, o del CEIP Las Navas de Tolosa, de Paracuellos del Jarama, que lleva en obras desde 2011.

Inversión de 11 millones para más colegios e institutos

A pesar de que hay colegios e institutos cuyas obras no estarán acabadas el mes próximo, cuando comienza el curso escolar, la Comunidad se compromete a construir más centros públicos para el próximo año lectivo (2018-2019).

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes un presupuesto de más de 11 millones de euros, con el que afirma que creará en total 970 nuevas plazas escolares en la región. “Esto viene a subrayar nuestro compromiso con una educación pública cada vez más accesible y de mayor calidad. Este es uno de nuestros objetivos prioritarios”, ha dicho la presidenta del Gobierno regional, Cristina Cifuentes.

El presupuesto se traducirá en un nuevo instituto en el distrito de Arganzuela (4,9 millones de euros) y un colegio bilingüe en Móstoles (2,2 millones). También se ampliarán las instalaciones del colegio público bilingüe Héroes del 2 de mayo, en Colmenar Viejo (1,6 millones); el instituto Humanes, en Cubas de la Sagra (1,2 millones), y el colegio El Bercial, en Getafe (1,2 millones).

La Comunidad también anunció que destinará siete millones a becas de formación para jóvenes, entre 16 y 30 años, que no estén estudiando, no tengan trabajo y no reciban formación. La ayuda, cofinanciada por el Fondo Social Europeo, persigue una segunda oportunidad formativa para estos chicos. Las becas cubrirán la preparación de las pruebas para obtener el título de ESO y las de acceso a ciclos formativos. “Hemos aprobado hoy 40 millones de euros de inversión en materia educativa que vienen a subrayar nuestro compromiso con la educación”, ha subrayado la presidenta.

Más información