Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Forn insiste en que los Mossos garantizarán el voto el 1 de octubre

El nuevo director de la policía se define como una persona "no frontista" y "dialogante"

El consejero de Interior, Joaquim Forn, y el nuevo director de la policía, Pere Soler.
El consejero de Interior, Joaquim Forn, y el nuevo director de la policía, Pere Soler.

El nuevo consejero del Interior, Joaquim Forn, insistió este miércoles en que los Mossos garantizarán que los ciudadanos puedan votar en el referéndum sobre la independencia de Cataluña con “seguridad” y “libertad”. Preguntado por enésima vez sobre el papel de la policía catalana el 1 de octubre —“desde que he llegado es la pregunta que siempre me hacen”—, aseguró que “los Mossos se rigen por la ley”, igual que cualquier otra policía, pero también tienen “entre sus funciones, si hay unas elecciones, permitir la salvaguarda de la seguridad y que cualquier ciudadano pueda votar en una situación de seguridad y tranquilidad”.

“No preveo que llegue ninguna orden judicial”, añadió sobre la posibilidad de que llegado el momento un juez actuase contra la celebración de la consulta. “Y si llega, ya hablaremos de ello”, respondió, ante la insistencia de los medios.

Esas dos mismas ideas son las que Forn trasladó al delegado de Gobierno en Cataluña, Enric Millo, con quien se reunió de forma informal por la mañana. Millo le explicó su preocupación por el papel de los Mossos y Forn no se salió de su discurso: cumplir la ley, como siempre, y permitir que la gente vote. Ambos ratificaron también los acuerdos adoptados la semana anterior, cuando todavía comandaba Interior Jordi Jané, en la Junta de Seguridad de Cataluña, que hacía ocho años que no se reunía. Entre ellos, la incorporación de la policía catalana en el CITCO (Centro Internacional contra el Terrorismo y el Crimen Organizado).

Forn y el nuevo director de la policía, Pere Soler, ambos elegidos para relevar a Jané y Albert Batlle por su incuestionable postura a favor de la independencia, se reunieron por primera vez con la cúpula policial de los Mossos. Durante media hora, departieron con los comisarios del cuerpo sobre los principales retos de Interior, marcado por un verano incierto en cuanto a los incendios y con la mirada puesta en los accidentes de tráfico.

También se habló sobre el trabajo en materia de lucha antiterrorista, una de las prioridades del Departamento. Posteriormente, la cúpula política de Interior participó por primera vez en la reunión del gabinete de coordinación antiterrorista del Gobierno catalán, donde fueron informados de los dispositivos antiterroristas.