Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tren de la Mina estará cerrado toda la semana, según adelanta el Parque de Atracciones

La Policía Municipal continúa investigando el accidente, que dejó 33 heridos leves

El Tren de la Mina, cerrado ayer por la tarde tras el accidente.

Una portavoz del Parque de Atracciones de Madrid ha anunciado que el Tren de la Mina, donde se produjo este domingo un choque de trenes que dejó 33 heridos leves, permanecerá cerrado durante toda la semana para determinar qué originó el accidente y evitar que se vuelva a producir de nuevo. En un principio se había informado por parte de fuentes de este recinto de ocio que se había hallado daños muy importantes en el colector de uno de los motores "con las escobillas fundidas", pero esta portavoz ha negado que esa información se refiera a la atracción afectada.

Como han explicado fuentes del parque, la atracción se cerró al público después de que saltara la acometida desde el centro de transformación. El accidente se produjo cuando dos convoyes chocaron en el momento en el que se iban a detener. Algunos testigos contaron a EL PAÍS que el tren que estaba en movimiento no paró y colisionó con el que estaba detenido. Las primeras investigaciones apuntan a que no funcionó el sistema de frenos del que iba en movimiento, por lo que golpeó al que estaba parado ya cargado de gente. "El operario ha entrado en la cabina de control, pero no le ha dado tiempo a detenerlo antes de que colisionara", ha explicado un testigo.

Las informaciones difundidas por la agencia de noticias Europa Press apuntaban en un principio a que, tras revisar los motores 1 y 3 del Tren de la Mina, se había encontrado que el colector del motor número 3 está muy deteriorado con escobillas fundidas". Ante la "imposibilidad" de poder repararlo internamente, mañana se procederá a su retirada y envío al servicio técnico para que sea reparado "lo antes posible". Sin embargo, esos fallos se han detectado en la estación Top Spin, que nada tiene que ver con el accidente ocurrido la tarde de este domingo.

"De momento, no se puede decir nada porque nuestros técnicos están trabajando junto con la Policía Municipal para esclarecer todo lo que ha ocurrido. La atracción estará parada todo el tiempo que sea necesario hasta que se logre garantizar que es segura y que no existe ningún riesgo. Esa certificación la tendrá que hacer una voz autorizada", señaló la portavoz del Parque de Atracciones. Esta ha recordado que el Tren de la Mina, inaugurada en junio de 2012, es el reclamo estrella de este año gracias a las gafas de realidad virtual. Se trata de una atracción de última generación, que está controlada por ordenador.

Por su parte, la Policía Municipal continúa investigando el siniestro, en el que tuvieron que ser atendidos 33 de las 36 personas que iban en la atracción. La mayoría sufría contusiones, mareos leves, latizagos cervicales y crisis de ansiedad. Alguno tenía traumatismo lumbar, torácico y abdominal, estos dos últimos a consecuencia del choque con la barra de seguridad. Entre los atendidos había seis niños menores de 10 años.

Según un portavoz del parque, la atracción había pasado durante la mañana del domingo todas las pruebas de control que los operadores realizan a diario antes de abrir las instalaciones, entre las que se encuentran una prueba "en vacío", con la misma velocidad y ritmo pero sin peso, y otra con muñecos que tienen el peso medio de un ser humano. Según el mismo portavoz, la atracción averiada tiene todas las inspecciones en regla.

El Tren de la Mina, que se inauguró en 2012, consta de dos vagones, con capacidad para 18 personas cada uno (nueve filas con dos personas cada una). Sube a 17,5 metros de altura mientras atraviesa montañas y galerías subterráneas a una velocidad máxima de 55 kilómetros por hora. Es la primera montaña rusa de España con realidad virtual interactiva.

Más información