Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo contrato del Bicing no prevé mejoras en las condiciones laborales

El servicio tiene 15 directivos que cobran 58.492 euros al año y 25 mecánicos que no llegan a 19.000

Dos estaciones de Bicing en el paseo Lluís Companys de Barcelona
Dos estaciones de Bicing en el paseo Lluís Companys de Barcelona

Los trabajadores del Bicing, el servicio público de bicicletas del Ayuntamiento de Barcelona, inician este miércoles una quincena de huelgas parciales para protestar por sus condiciones laborales y salariales. El futuro contrato del Bicing, prevé que la futura contrata del servicio mantenga todos los puestos de trabajo (174 personas), pero no contempla una mejora de sus condiciones salariales ni laborales. En la plantilla hay 15 directivos que ganan 58.492 euros anuales, en contraste con los 25 mecánicos que reparan las 6.000 bicicletas, que cobran 18.694.

La documentación del pliego de condiciones administrativas del concurso público especifica la relación de personal que la empresa que se lleve el contrato tendrá que subrogar. Y precisa que "la subrogación implicará que la empresa adjudicataria mantendrá las condiciones económicas, laborales y sociales que tengan en el momento de finalización del contrato".

Incidencias en destino por la huelga

La huelga en el servicio del Bicing afectará a todos los departamentos y los tres turnos de trabajo. Esto es, las franjas de 8 a 12 horas; de 16 a 20 horas; y de 23 a 3 horas. El servicio funcionará, pero sus responsables han advertido de que pueden producirse incidencias. La principal, que al no trabajar los empleados que trasladan bicicletas entre estaciones, al llegar a destino los usuarios no encuentren anclajes libres donde devolver los vehículos.

Una nota colgada en la página web del Bicing recomienda planificar con antelación los desplazamientos, consultar la aplicación para móviles del servicio y recuerda que los canales de atención al público estarán abiertos. Por teléfono, en el 900 31 55 31.

El equipo de gobierno de la alcaldesa Ada Colau logró que el personal, cuya gestión había sido subcontratada por Clear Chanel a otra empresa, Movement, pasara a depender directamente de Clear Chanel. Así la subrogación con la empresa que se lleve la segunda generación del Bicing será automática.

Ahora, con el conflicto laboral sobre la mesa, el equipo de gobierno se pasa la pelota. El área de Movilidad, que tiene en la huelga de metro otro gran frente de conflicto, afirma que en la crisis del Bicing quien debe dar explicaciones es la empresa municipal BSM. Y BSM asegura que es Movilidad quien ha de dar cuentas. Movilidad depende de Mercedes Vidal, de Barcelona en comú. Y BSM de Jaume Collboni, del PSC. Desde el área de Movilidad aseguraron ayer que el contrato no impide que en el futuro se puedan “Mejorar las condiciones laborales”.

El pliego de la segunda generación del servicio de bicis públicas detalla en un anexo la relación del personal a subrogar y sus categorías y remuneraciones. En total, son 174 personas con un coste anual de 4,3 millones de euros. Son perfiles que trabajan moviendo bicicletas entre estaciones (78), en mantenimiento de estaciones (18), reparación de bicicletas (25) o realizan tareas de mecánico de flota (2), almacén (4), administración (19), centro de control (5), coordinación (7) y dirección (15).

Los salarios oscilan entre 18.694 euros anuales brutos que cobra un mecánico de bicicleta y 58.492 euros anuales de la categoría profesional "dirección general del proyecto". Llama la atención que, según la documentación, la cifra de estos directivos es de 15 personas. Dividiendo su salario anual por 14 pagas sale un sueldo mensual bruto de 4.178 euros, que contrasta con el de los mecánicos, de 1.335 euros brutos.

Los empleados, liderados por CGT después de que varios representantes sindicales hayan dejado USOC y UGT, protestan por los salarios o "una presión y un ritmo de trabajo que hace imposible cumplir la ley de riesgos laborales", según el presidente del Comité, José Manuel Pelayo. Relata que los empleados cargan a pulso las bicicletas, que pesan 23 kilos, de los vehículos a las estaciones y que no tienen tiempo ni espacio donde hacer sus necesidades fisiológicas. Pelayo aseguraba la semana pasada que la media del salario en el Bicing es de 950 euros al mes, pero que hay mecánicos que cobran 700.

Pelayo destaca que, siendo un servicio público, el gasto en personal del servicio del Bicing es inferior al habitual. “Mientras habitualmente el personal araña un 50% del presupuesto, aquí son 4,3 millones de un presupuesto de 22 millones en 2019: no llega ni al 20%”, destaca.

Más información