Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cantautora con jondura

Mayte Martín presenta en el Grec ‘Tempo Rubato’, recopilación de 20 años de trabajo

La cantaora Mayte Martín.
La cantaora Mayte Martín.

Esta vez no llovió y Mayte Martín pudo presentar su Tempo Rubato en el Teatre Grec con permiso de la meteorología. La misma que el año pasado censuró descaradamente su trabajo con una imponente tromba de agua. Algunas nubes y una cierta incertidumbre se esfumaron totalmente cuando la barcelonesa y sus siete acompañantes aparecieron en el sobrio y, al mismo tiempo, impresionante escenario de un Grec despojado de cualquier adorno escénico. A partir de aquel momento brillaban estrellas en el firmamento. Fueron noventa minutos de pura magia, había valido la pena esperar doce meses.

Tempo Rubato es el trabajo de más de veinte años de Mayte Martín a la que conocíamos como cantaora, bolerista y tanguera y que ahora ha destapado su faceta de cantautora. Eso sí, una cantautora con una jondura que llega a estremecer y un punto dramático que le debe mucho tanto al bolero como al tango. Mayte Martín al completo.

Si la poderosa voz de Martín y su presencia escénica, entre cercana y entrañable, conformaron el centro del espectáculo no debe dejarse a un lado el trabajo del arreglista Joan Albert Amargós. El músico barcelonés no solo ha confeccionado un traje a medida para la cantante, ahora cantautora, ha edificado sobre cada canción una pequeña maravilla instrumental que acompaña, arrulla y potencia su voz llenando de sugerencias todos los espacios vacíos.

Mayte Martín, rodeada de un cuarteto de cuerda, una guitarra, un contrabajo y unas percusiones muy sutiles, fue presentando un puñado de composiciones propias basadas en sus desencuentros amorosos de esas dos décadas. Canciones de desamor, con un cierto toque de sensualidad, confeccionadas sobre textos propios o poemas ajenos (soberbia su versión de Lorca). Para completar la panoplia de frases desgarradas sobre músicas acariciantes, incluyó un tango de Gardel que perfectamente encajaba en el contexto y que bordó esa noche. En perfecta forma vocal y totalmente entregada, Martín ofreció un magnífico concierto, emocionante por momentos.

Mayte Martín

FESTIVAL GREC

Mayte Martín

Teatre Grec, 6 de julio.

Suena raro decirlo así pero el hecho de que Mayte Martín no haya tenido una plácida vida amorosa es una suerte para sus seguidores que pueden ahora gozar de un puñado de canciones cargadas de una jondura reconfortante.