Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Canal reclamará al anterior propietario de Emissao 10 millones

Esta previsto que la salida de Latinoamérica esté finalizada en diciembre de 2018

Rueda de prensa de hoy con Ángel Garrido, presidente del Canal de Isabel II.
Rueda de prensa de hoy con Ángel Garrido, presidente del Canal de Isabel II.

El presidente del Canal de Isabel II, Ángel Garrido, ha indicado hoy en un desayuno informativo a los medios previo a la Junta General de Accionistas que se celebrará esta tarde, que van a reclamar al anterior propietario de Emissao por un procedimiento de arbitraje entre 7 y 10 millones de euros "al entender que existían elementos que no estaban recogidos en la contabilidad de la compañía cuando se llevó a cabo la operación". Es decir, se compró el 75% de la empresa en 2013 sin conocer todos los datos. Será un tribunal de Río de Janeiro el que decida si da la razón al Canal. En la rueda de prensa ha participado también Rafael Prieto, director general de la empresa pública.

La polémica compra del 75% de la empresa brasileña se está investigando en el marco de la Operación Lezo por posibles sobrecostes en su adquisición, que habrían supuesto un quebranto a las arcas regionales que se cifra en unos 35 millones de euros.

Garrido ha revelado que se encuentran estudiando si se desprenderán de las empresas ubicadas en España pero fuera de Madrid, en Cáceres y Lanzarote. La decisión que ya está firmemente tomada es la venta de las filiales del Canal en Sudamérica tras los sucesivos escándalos que se han ido destapando en la expansión de la empresa pública que se inició en 2000. El proceso de salida de América se ha iniciado con la enajenación de 10 de las veinte filiales que no tenían nada que ver con el ciclo del agua.

Para vender el resto, el Gobierno regional ha puesto en marcha un procedimiento en el que seguirán los pasos que determine un asesor que se contratará por una licitación pública. Garrido ha indicado que esperan que el Canal deje Sudamérica a finales del año que viene. De esta manera se abre una nueva etapa en la empresa, que el presidente ha mantenido seguirá siendo "100% pública" y que "vuelve a sus orígenes". Y a la que esperan se adhieran todos los Ayuntamientos de Madrid (de momento hay 111 de los 179). Son conscientes, ha añadido, de que para atraer a los municipios más pequeños tienen que cambiar las reglas de adhesión en las que tenía un gran peso la población. En este sentido, ha anunciado que van a ser "más generosos" con los municipios de la Sierra.

Las cuentas de 2016 que hoy se presentan a la Junta de Accionistas ofrecen un resultado neto de 232 millones y una cifra de negocio que se mantiene estable de 866,8 millones (un 0,64% de incremento con respecto a 2015). Esta mejora se debe a una mayor facturación en metros cúbicos de agua (0,45%) y al crecimiento del número de clientes (1,34%). Este año se han visto obligados a contabilizar como pérdidas por deterioro 4,6 millones del campo de golf de las instalaciones del Canal que deben derribar por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. También se han provisionado los 3,8 millones que costarán el desmantelamiento de las instalaciones y se ha contabilizado un deterioro de 8,1 millones del fondo de comercio de Emissao.