Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña se fija aumentar el peso de la industria hasta el 25% del PIB en 2020

El Pacto Nacional por la Industria destinará 1.800 millones de euros para 116 actuaciones

El consejero Santi Vila (centro) y representantes de las patronales y los sindicatos
El consejero Santi Vila (centro) y representantes de las patronales y los sindicatos

Cataluña ya tiene hoja de ruta para la industria. El nuevo consejero de Empresa y Conocimiento, Santi Vila, presentó ayer junto con representantes de patronales y sindicatos el nuevo Plan Nacional por la Industria. Incluye 116 actuaciones y contará con una financiación de 1.800 millones de euros hasta 2020. El objetivo es aumentar en cinco puntos porcentuales el peso de la industria en el PIB catalán, pasando del 20% actual al 25% en cuatro años.

La presentación del plan fue la puesta de largo de Vila en su nuevo cargo. El consejero recordó que el plan lleva 18 meses gestándose, a partir de una moción en el Parlament, y aseguró que el gran consenso busca “sacar de las turbulencias político-institucionales” la política industrial catalana. El texto se expondrá en el Parlament en una comparecencia, si bien la mesa de la Cámara tendrá que definir el programa antes de las vacaciones.

De entrada, para este año, el plan cuenta con 127 millones de euros adicionales a los 341 millones contemplados para programas relacionados en 2016. La Generalitat espera que esta inversión lleve a que otras Administraciones y el sector privado movilicen 3.100 millones adicionales. El plan es más ambicioso que los planes de Europa 2020, que fijan como meta un 20% del PIB derivado de la industria.

Los líderes de CC OO y UGT, Javier Pacheco y Camil Ros, y representantes de PIMEC, Fepime y Foment acompañaron al consejero. La génesis del plan es la plataforma +Industria, con la que diversas entidades buscan desde 2013 dinamizar un sector muy afectado por la crisis.

El plan tiene seis ejes: competitividad y ocupación; dimensión empresarial y financiación; industria 4.0; formación; infraestructuras y energía, y sostenibilidad. Entre las acciones concretas está que el Instituto Catalán de Finanzas actúe como banco público de inversiones para abrir el crédito a las empresas.

El legado de Baiget

A diferencia del resto de participantes, el nuevo consejero Santi Vila no tuvo palabras de agradecimiento para su antecesor, Jordi Baiget. El pacto es tal vez su legado más importante. En privado, sin embargo, sí hizo una mención al cargo cesado por sus dudas sobre el referéndum. Todas las partes se encontrarán el próximo día 24, en el acto oficial de firma del pacto, donde sí se espera la asistencia de las máximas representaciones de las patronales.