Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patadas o caricias

Aerosmith y Deep Purple en el Rock Fest y The Flaming Lips y Fleet Foxes en el Vida Festival, congregan a sus fieles el fin de semana

Scorpions en una pasada edición del Rock Festival.
Scorpions en una pasada edición del Rock Festival.

Por un lado rock duro, metal y heavy y por el otro electrónica, pop y folk. Son las propuestas musicales de dos festivales que este fin de semana marcan la cartelera musical. El primero, el Rock Fest, aborda su edición más ambiciosa, con un cartel lleno de grandes nombres. Del segundo no se puede decir menos, ya que el Vida Festival ha incrementado notablemente su presupuesto de contratación y ha ganado un escenario más.

El Rock Fest tiene lugar en un recinto, Can Zam, que pese a su carácter de parque está en un enclave urbano, mientras que el segundo apuesta abiertamente por el entorno bucólico desplegándose en torno a una masía, que mira plácidamente como la música y sus espectadores se distribuyen por los campos adyacentes en un entorno poco menos que idílico. El Rock Fest, que no gana al Vida en entorno, sí lo hace en ambiente o, mejor dicho, presenta un ambiente en el que formar parte de un colectivo, el de los amantes del rock duro en cualquiera de sus variantes, es un motivo de orgullo y de celebración, un activo que se disfruta en común con constantes gestos de camaradería.

Por contra, el Vida no es que no tenga un buen ambiente, que lo tiene, pero éste se vive con el individualismo de quienes reniegan de las etiquetas integradoras, una forma de ver la vida muy en sintonía con los tiempos que corren y heredada del mundo indie. Lo que hermana a ambos festivales es que los dos han escapado de la centralidad barcelonesa, todo y que se celebran en sus inmediaciones, el rockero en Santa Coloma de Gramanet, localidad que ni pintada para el tema, mientras que el segundo, que entre otras cosas hace de la comodidad, carácter y belleza del espacio una de sus enseñas, se aloja en Vilanova i La Geltrú, donde nació el Faraday, el precedente inmediato del Vida. Eso sí, el Faraday tenía lugar frente al mar y el Vida en el interior, donde el mar sólo se percibe cuando la brisa empuja su aroma al interior. Por lo que hace al cartel, el Rock Fest ha echado la casa por la ventana, y además de Aerosmith, que actuarán el domingo por la noche como si el lunes no existiese, presenta a grupos como Deep Purple, Rosendo, Sepultura, Europe, Hammerfall, Saxon o Alice Cooper. Tres escenarios a su disposición y un mar de camisetas negras frente a sus bocas. Un ambiente que no se olvida y que arranca hoy viernes.

Por su parte, el Vida Festival, que ayer ya ofreció su fiesta de bienvenida, una tradición patentada por el FIB y continuada por muchos otros festivales, deparará las actuaciones de The Flaming Lips, Devendra Banhart, Fleet Foxes, Real State, Warpaint o John Talabot entre otros. Dos escenas musicales, dos mundos y dos ambientes para un fin de semana con un solo protagonista: la música.