Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 julio: fecha límite para entregar las 44 obras a Sijena

La juez puede acusar a la Generalitat de un delito de desobediencia si se incumple

Algunos de los 44 objetos que la juez exige a Cataluña devolver a Aragón.
Algunos de los 44 objetos que la juez exige a Cataluña devolver a Aragón.

Después de varios meses de silencio la juez de Huesca que lleva el litigio por las obras de arte del Monasterio de Sijena que Aragón reclama a Cataluña ha movido ficha. En un auto dado a conocer ayer el Juzgado de Instrucción número 1 retoma la ejecución de la sentencia de abril de 2015 en la que, tras declarar nula la compraventa de las piezas entre las monjas y la Generalitat obliga a entregar 97 objetos conservados en dos museos catalanes. Según la juez, la Generalitat ha de comunicar al gobierno de Aragón antes del 25 de julio cómo realizará el traslado de las 44 piezas que permanecen en el Museo de Lleida, con el fin de que “el ejecutivo aragonés adopte las medidas necesarias” y sus técnicos controlen toda la operación.

En caso de que llegada esa fecha los bienes no se hayan devuelto, la jueza “deducirá testimonio por desobediencia” para que los tribunales de justicia actúen “conforme a derecho”.

Jorge Español, abogado del Ayuntamiento de Sijena, siempre raudo a la hora de comentar las actuaciones judiciales, sobre todo si le son favorables, declaró ayer que ante “este segundo y terminante requerimiento se presentará en plazo el plan de transporte de las piezas, porque en caso contrario no habría más remedio que enviar a la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Judicial” para que esta se incaute de las piezas y las traslade a Sijena.

Hace un año, en julio de 2016 la Generalitat ya devolvió parte de los objetos demandados, en concreto 51 piezas depositadas en el Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC), pero el resto de piezas no han devuelto, acogiéndose la Generalitat a que son piezas protegidas e inventariadas como bienes culturales catalanas.

La actuación de la juez coincide con unas declaraciones del ministro de Justicia Rafael Catalá realizadas en Zaragoza en la que asegura que “hay que hacer cumplir la sentencia” y aunque entiende “que la Generalitat busca cómo cumplir una resolución que considera que no les favorece, pero que tiene todos los visos de legitimidad porque la ha dictado un tribunal competente”, ha asegurado que “cuando un tribunal dicta una sentencia debe acatarse”.

Tras conocer el auto, la consejera de Cultura de Aragón, Mayte Pérez reclamó que las 44 piezas vuelvan “de inmediato” porque “es donde deben estar por mandato judicial y donde está todo preparado para recibirlas”. La política ha subrayado: "hace dos años que estamos pendientes de la ejecución de la sentencia y casi un año de la devolución parcial de 51 piezas" y "no podemos esperar más" y recordado que el 9 de junio los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón enviaron un escrito a la jueza "para recordar que la devolución seguía enquistada" y ha incidido en que "Cataluña debe obedecer los fallos judiciales, más ahora si cabe porque la desobediencia supondrá la apertura de causa penal contra el consejero catalán de Cultura".

El auto puede ser impugnado mediante un recurso de reposición en el plazo de cinco días ante el mismo tribunal, algo, que, sin duda, la Generalitat hará.