Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Costa Daurada prevé un verano récord gracias al retorno de los rusos

Las reservas sitúan a los hoteles al 90% de su capacidad y liquidan las ofertas de última hora

Zona de la costa frente a l'Ametlla de Mar, Tarragona.
Zona de la costa frente a l'Ametlla de Mar, Tarragona.

El sector turístico de la Costa Daurada se frota las manos. El buen ritmo al que avanzan las reservas anticipadas de alojamiento ha provocado que incluso un gremio tradicionalmente precavido como este se atreva a anunciar que esta temporada invita a ser "muy optimistas". Marta Álvarez, gerente de la Federación de Empresarios de Hostelería (FEHT), ha avanzado que a estas alturas de verano los hoteles ya tienen reservada el 90% de su capacidad y que en los cámpings y los apartamentos la ocupación garantizada se sitúa por encima del 80%. El turismo ruso ha regresado con pujanza y se suma a los excelentes pronósticos que llegan desde otros mercados más tradicionales.

Según las previsiones del sector, el verano de 2017 va a pulverizar el récord histórico de 19,7 millones de pernoctaciones que se registraron en 2006, el último año bueno antes de la crisis. De hecho, en el primer semestre, cuando muchos hoteles aun están cerrados y el sector va al ralentí, la Costa Daurada ha notado un incremento de estancias del 7%, con repuntes en el mercado español (8%), irlandés (31%), italiano (49%) o ruso (47%).

El optimismo que viven los hoteleros se basa en que el calendario ya está prácticamente lleno de reservas, un dato que va a limitar las ofertas de última hora para llenar huecos y que permitirá a los empresarios cobrar tarifas plenas. Otro motivo de satisfacción es que se ha logrado recuperar el mercado ruso, un perfil de visitante tan deseado como, de un tiempo a esta parte, esquivo. Se trata de un turista con afición al gasto y que logró penetrar muy bien en la Costa Daurada.Un cúmulo de factores había provocado su decrecimiento pero el aeropuerto de Reus ya tiene 12.000 plazas programadas para este verano, esto es, un incremento del 70% respecto del año pasado.

Rusos, británicos e irlandeses, más propensos a la reserva anticipada, copan un alto porcentaje de las camas disponibles, pero también hay buenos indicadores en lo que acontece a los mercados francés, ruso, belga y holandés. También el turismo interior, que representa la mitad de los más de cinco millones de visitantes que se alojan en la zona, se mantiene fiel. Benet Presas, concejal de turismo de Salou, apunta que la Costa Daurada se ha empeñado en buscar clientes más allá de su tradicional terreno fértil, Aragón, Navarra y el País Vasco, y que ha lanzado promociones en Madrid, Mallorca y Valencia.

El principal quebradero de cabeza para el sector turístico es el incremento de alojamientos no regulados que se comercializan en portales de Internet. El presidente de la Asociación de Apartamentos Turísticos, Joan Calvet, ha reclamado más inspecciones por parte de los consistorios y de la Generalitat.

Más información