Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podem se distancia de los comunes y dice que participará en el referéndum

Ada Colau se limita a hacer un ‘tweet’ en favor de un referéndum con garantías

El líder de Podem, Albano Dante Fachin.
El líder de Podem, Albano Dante Fachin. EFE

El anuncio de fecha y pregunta del referéndum está distanciando a los partidos de la izquierda alternativa. Albano Dante Fachin, secretario general de Podem, ha reiterado este viernes que su formación no se opondrá a ningún acto democrático que suponga la colocación de las urnas. El dirigente cree que no se puede negar que existe "un clamor ciudadano" en Cataluña a favor de resolver el conflicto votando. El partido morado matiza, eso sí, que el referéndum unilateral no es su escenario ideal. El criterio de Podem ahonda aún su distancia con Catalunya en Comú, el partido de Ada Colau, que, de entrada, fijará su posición definitiva a final de mes o primeros de junio. Los comunes han mantenido hoy un perfil bajo y David Cid, miembro de su ejecutiva, ha restado importancia al anuncio de Puigdemont porque no ha concretado "cómo" quiere organizar la consulta. La alcaldesa se ha limitado a hacer un tweet en favor de un referéndum con garantías.

La CUP pide a los comunes que se sumen a la consulta

EUROPA PRESS

La portavoz del Secretariado Nacional de la CUP, Núria Gibert, ha pedido a los comunes que tomen partido a favor del referéndum y ha instado al Govern a ser "mucho más transparente que hasta ahora" con todo el proceso. En rueda de prensa, Gibert ha emplazado a todas las fuerzas políticas democráticas a "que no sean ambiguas, porque no defender el referéndum es ponerse al lado del régimen del 78, el búnker, el PP y el TC". "Los comunes deben defenderlo. No es momento ni para cinismo ni ambigüedades ni falsas neutralidades ni tacticismos calculados", ha insistido Gibert  tras una reunión extraordinaria del Consejo Político y del Grupo de Acción Parlamentaria para valorar el anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum.

El partido morado está celebrando un debate entre sus círculos sobre el referéndum planteado por Carles Puigdemont que concluirá la semana. La ejecutiva es partidaria de concebir la consulta como una movilización. Con todo y sea cual sea el desenlace, Fachin ha recalcado, una vez conocida la fecha y la pregunta del referéndum, que su organización lleva en su "ADN" que la movilización es el "motor del cambio político y social" y que no puede darle "la espalda" a si se ponen las urnas. 

En declaraciones en el Parlament, Fachin ha señalado que su partido considera que el referéndum unilateral no existe y que para que sea una consulta al uso debe tener plenas garantías, que sea vinculante y sea reconocimiento internacionalmente. Con todo, ha señalado que no le piensan dar la espalda si se ponen las urnas. "Hay que ser claro y contundente: hay una realidad social que es la que es. El pueblo quiere decidir. Podem no puede dar la espalda a un clamor mayoritario. Es una tragedia que un Gobierno sea incapaz de dar respuesta", ha señalado. Fachin, que ha recalcado que su ideal es la construcción de un Estado plurinacional, no ha querido profundizar en la pregunta de Puigdemont y ha expuesto un argumento que suelen ofrecer los partidos independentistas: que el carácter vinculante de la consulta lo arrojará el grado de participación. "La propuesta del Gobierno no la compartimos pero será el pueblo el que decida si cree que esas herramientas le sirven para expresarse".

El anuncio es un acto de consumo publicitario interno", afirma Coscubiela

Revolta Global, la rama catalana de la corriente Anticapitalista de Podemos, liderada por Teresa Rodríguez, ha emitido un comunicado apoyando el referéndum como un "acto de desobediencia". El diputado Joan Giner, de Podem, pertenece a esta organización. En la nota, instan tanto a Podem como a Catalunya en Comú a "implicarse" activamente en la campaña del referéndum.

David Cid, coordinador de relaciones institucionales de Catalunya en Comú, ha relativizado el anuncio. "Lo más importante es el cómo y ver cómo piensan hacerlo", ha sostenido. "Tanto o más importante que la pregunta, es que concreten un referéndum de verdad y que expliquen a la ciudadanía como quieren hacerlo". El dirigente no ha querido matizar ni siquiera si le agrada el contenido de la pregunta y ha señalado que sus condiciones son que la consulta tenga reconocimiento internacional, que interpele a las mayorías y que sea eficaz jurídicamente. Xavier Domènech, líder de los comunes, ya minimizó hace cuatro días el anuncio de hoy. "Nos piden una profesión de fe", subrayó.

Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya sí que es Pot, ha calificado el anuncio de “consumo publicitario interno” y lo ha reducido a un mero acto de “escenificación política”. El ecosocialista ha señalado que el acto está vacío de contenido y ha lamentado que aún no se conozca la norma jurídica de la que dependerá. “Estamos en la absoluta oscuridad”, ha señalado. Coscubiela ha instado a Puigdemont a revelar si el referéndum cumplirá con las siete normas fijadas en la Comisión de Venecia y los requisitos de la resolución aprobada en el Parlament el 6 de octubre de que interpele a las mayorías, ofrezca garantías y tenga un reconocimiento internacional. "Es puro humo", ha dicho el portavoz del grupo parlamentario.

En su opinión, en Cataluña se está dando una situación inédita: ser el único lugar de mundo donde se impulsa un referéndum sin que a cuatro meses de su celebración se conozca la norma jurídica que le dé soporte. Coscubiela ha rechazado que su posición sea similar a la de Ciudadanos que también ha afeado al president que no haya dado detalles de la consulta. "La actitud recalcitrante del Estado no puede ser excusa para que la reacción del Gobierno catalán sea jugar con las mismas cartas y devaluar las garantías democráticas del referéndum. Ciudadanos y nosotros estamos en las antípodas", ha remachado.