Los Mossos atribuyen a un mal anclaje el accidente mortal del castillo hinchable

La otra causa del siniestro en el que murió una niña de 6 años es el viento que soplaba

Operarios y bomberos retiran el castillo hinchable.
Operarios y bomberos retiran el castillo hinchable.Robin Townsend (EFE)

Los Mossos d’Esquadra han concluido que el accidente del castillo hinchable del Restaurante Mas Oller de Caldes de Malavella que causó la muerte de una niña de seis años fue causado principalmente por un “anclaje deficiente”. La policía catalana considera que la tragedia, que dejó heridos a seis niños más el pasado 7 de mayo, fue la suma de varios factores. El segundo es la presencia de una “corriente de aire”, que describen los testigos y que empujó la atracción provocando un “efecto vela” cuando se inclinó.

Los Mossos consideran que el motivo principal del accidente fue que el castillo hinchable estuviera atado en su parte posterior solo por dos de los diez anclajes distribuidos por los laterales, sumado a sus “grandes dimensiones” (4,2x 5,8m) y al viento. 

Los investigadores aseguran, recogiendo el testimonio de varios testigos, que primero la atracción tuvo un “levantamiento parcial” y finalmente se levantó en su totalidad. En este momento se rompieron los dos anclajes que la “ataban de forma insuficiente al suelo” saliendo despedido 39 metros hasta el techo del restaurante. 

Fuentes de la investigación afirman que en ningún momento la actividad de los niños estuvo supervisada por ninguna persona, y consideran que si hubiera habido un “monitor o responsable fijo” haciendo tareas de control “podría haber sido determinante para detectar los primeros movimientos o balanceos del castillo descritos por algunos testigos”. 

En las diferentes declaraciones tomadas al trabajador encargado de instalar los fines de semana el castillo y de desmontarlo, desde un mes antes del siniestro, aseguró que no había recibido ninguna formación para ello y que solo anclaba dos de las anillas traseras porqué carecía de más cuerdas. 

El dueño del restaurante dio una paga y señal antes de Semana Santa para adquirir el castillo a un feriante que declaró haberlo comprado en 2013. Este aseguró al restaurador que debía anclarlo por todas las anillas, sin embargo, el dueño de Mas Oller asegura que le dijo que con dos anclajes, si no soplaba el viento, era suficiente. 

Por el momento la Policía desconoce quién fabricó el hinchable, ya que el feriante dijo haberlo comprado en una empresa de Mollerusa (Lleida), que aseguró a los Mossos que no lo había fabricado nunca.  En el amplio atestado elaborado por los Mossos se analizan entre otros muchos aspectos la normativa sobre este tipo de atracciones (UNE-EN14960).

Entre otras cosas especifica que cada hinchable debe tener como mínimo medica docena de puntos de anclaje “que deben distribuirse por el perímetro”. Apunta también a que no debe utilizarse “sin supervisión” y que “la velocidad máxima del viento en la que se pueden utilizar los hinchables al aire libre es de 38 km/h”. 

Según el Servicio de Meteorología de Catalunya, la racha máxima registrada ese día fue de 26,6 km/h y a las 11.35 horas y de 30, 2 km/h a las 16.53 horas. Por este motivo el abogado de los propietarios del restaurante asegura que la “causa” del siniestro sigue siendo una incógnita y que esta supuesta “racha de viento” era imposible de prever. Por lo tanto, estaríamos ante un “acto fortuito”. 

Precisamente con la voluntad de profundizar “en las causas y en la mecánica del accidente, así como en las medidas de seguridad adoptadas” el juzgado ha encargado un informe pericial al Grupo de Ingeniería Forense dela Unidad Central de Criminalística de la Policía española de Madrid. 

El juzgado de Instrucción número 2 de Santa Coloma de Farners (Girona) que lleva el caso, ha citado a declarar como investigados por un delito de homicidio imprudente y seis delitos de lesiones por imprudencia a la pareja propietaria del restaurante el próximo 27 de junio. Ese mismo día también están citados como testigos los dos trabajadores que instalaban el hinchable, y el 11 de julio los padres de las víctimas. El 18 de julio volverán a declarar trabajadores del restaurante y testigos de los hechos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS