Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbàlia Rurana publica el álbum ‘De tornada a les ribes’ despues de un largo silencio discográfico

Toni Torregrossa: “Nos falta creernos que podemos ser una industria cultural”

El grupo Urbàlia Rurana en directo. Ampliar foto
El grupo Urbàlia Rurana en directo.

Casi tres décadas separan el álbum De tornada a les ribes (Mesdemil) de aquel primer trabajo musical que bajo el título A la banda de migjorn (Tram) servía de presentación para el grupo Urbàlia Rurana. Ahora, después de un intervalo discográfico que no musical ni escénico, la formación vuelve a la carga bajo la consigna de “música popular valenciana y mediterránea” que señalaba su carta fundacional. “Somos más un grupo de música en directo que de estudio de grabación” señala Toni Torregrossa, músico y alma máter de la formación, a propósito de esta pausa discográfica. “El título quiere hace referencia a ese intercambio que nos ha identificado a los valencianos como pueblo en contacto con otros territorios y culturas, y por supuesto a nosotros como grupo musical, ese mar, el Mediterráneo, que nos sirve como camino de ida y de vuelta, de conocimiento y aprendizaje”, comenta.

En todos estos años Urbàlia Rurana ha estado en primera fila como animador de algunos de los proyectos artísticos, festivales de música popular, que se han desarrollado contra viento y marea en tierras valencianas. Festivales pioneros que se han ido consolidando entre los vaivenes de vida política y municipal. “Cuando comenzamos no era el mejor momento, todo estaba mínimos, a pesar de eso, se pudo ir haciendo algunas cosas, sentando unas bases, que aunque en muchos casos frágiles, servían para trabajar” recuerda Toni Torregrossa. “Hoy en día, a pesar de que tenemos elementos importantes que nos hacen ser optimistas, que disponemos de una materia prima, músicos jóvenes con una excelente preparación, buen momento en cuanto creatividad artística y musical, sigo creyendo que nos falta ambición, creernos que esto puede desarrollar una importante industria musical”, asegura Torregrosa.

“Nuestro horizonte no puede reducirse a que nos contraten en los tres o cuatro festivales de musical popular, que por otro lado no hay muchos más, que se producen al País Valenciano”, señala. Torregrossa pone el ejemplo de una comunidad como Euskadi donde “los grupos cuentan con ayudas para participar en festivales extranjeros”. “Pero tampoco se trata de una cuestión de ayudas, sino de actitud, de una voluntad de dar a conocer lo que haces, no conformarte solo con lo que tienes en casa”.

En su nuevo trabajo musical, De tornada a les ribes el grupo, Josep Sebastià, Carles Gil, Joan Buigues, Bernat Pelliser y Toni Torregrossa, vuelven a sumergirse en el repertorio tradicional valenciano y de otros territorios sonoros, esa cocina musical que sigue dando excelentes platos condimentada con la salsa propia del grupo a la hora de apropiarse de unas seguidilles de Nules o una jota de quintos de La Vall d’Albaida. “Hoy en día la música popular, a pesar de todas las dificultades, se ha ganado un espacio de reconocimiento, pero, por otro lado, el potencial que encierra, no acaba de manifestarse, de explotar", indica 

“No siguen faltando algunas herramientas básicas, nosotros hemos podido presentar nuestro trabajo en un festival como el Tradicionarius en Barcelona, contando con todas las condiciones, sin que eso haya supuesto para nosotros una inversión económica y eso mismo, paradójicamente, nos resulta imposible o muy difícil hacerlo en Valencia”. Las próximas semanas y meses de verano el grupo presentará las canciones del nuevo disco a Valencia, Massalfassar, Torrent, L’Eliana, y festivales como Música al Castell de Dénia o Nits al Castell de Montesa, entre otras citas musicales.