Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PDeCAT se manifiesta contra Colau acompañado de grupos de ultraderecha

Una marcha en contra de las políticas de BComú reúne a miembros de PDeCAT, JXSí, C's, PxC, Generación Identitaria y a un exterrorrista de Terra Lliure

 Bentanachs lee el manifiesto mientras los Mossos dividen la concentración
Bentanachs lee el manifiesto mientras los Mossos dividen la concentración

Una concentración crítica contra el gobierno de Ada Colau reunió ayer en la plaza Sant Jaume de Barcelona a concejales del PDeCAT, un diputado de Junts Pel Sí, militantes de C’S y miembros de los partidos extrema derecha como el Movimiento Identitario Catalán, la Plataforma per Catalunya, Generación Identitaria e incluso el exmilitante de la banda terrorista Terra Lliure, Frederic Bentanachs.

Los convocantes de la manifestación fueron una misteriosa entidad denominada On Vas Barcelona – Stop Colau (Dónde vas Barcelona – Stop Colau). Las últimas semanas han calentado las redes sociales movilizando a la protesta. En un escueto comunicado reclamaban “pluralismo democrático a la alcaldesa y a su equipo de gobierno” además de denunciar la “pérdida progresiva de una Barcelona para todos”.

Minutos antes de las 18.00 horas una veintena de personas depositaban en la plaza de Sant Jaume, a pocos metros de la entrada al Ayuntamiento de Barcelona, varios murales donde podían leerse críticas contra la alcaldesa y recortes de prensa que cuestionaban la gestión de BComú. Bentanachs capitaneaba este grupo entre los que se encontraban militantes del Movimiento Identitario Catalán un grupo de la ultraderecha independentista.

La concentración debía comenzar a las seis en punto. Pocos minutos después aparecía en la plaza el Diputado de Junts pel Sí y expresidente de Súmate, Eduardo Reyes. El político se estaba haciendo fotografías con los asistentes cuando llegó una veintena de personas con banderas y camisetas del grupo ultra Generación Identitaria. El colectivo del partido xenófobo exhibió los logotipos de su formación, alguna bandera de España y cárteles contrarios a los refugiados. Un miembro del Movimiento Identitario Catalán renegó entonces en voz alta: “Contra las mezquitas, sí; pero banderas españolas, no”.

El regidor del PDeCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, se unía también a la protesta en el momento que los vecinos de la calle Japón de Nou Barris accedían a la plaza gritando proclamas contra la mezquita que va a instalar en su calle. Junto a los vecinos que protestaban contra el oratorio islámico se encontraba el líder del PxC, Jordi de la Fuente y la concejal de la formación xenófoba en Mataró, Mónica Lora.

Los que llegaron más tarde fueron los vecinos de la Vila Olímpica protestando contra la construcción de un albergue en el barrio.

Pronto los poco más de 100 manifestantes se dividieron en dos grupos. Tanto Reyes como Martí desaparecieron en cuanto vieron el entuerto que se avecinaba. Bentanachs se quedó como jefe de ceremonias apropiándose del micrófono y exigiendo la presencia de los Mossos d’Esquadra para que le separarán, a él y los suyos, de los grupos ultras que no fuesen independentistas.

Los agentes de la policía autonómica hicieron caso al exterrorista y formaron una barrera. A un lado, PxC y Generación Identitaria junto con los vecinos de la calle Japón y al otro el exmilitante de Terra Lliure junto a movimientos ultra de carácter independentista y poco más de una veintena de personas. Bentanachs leyó un discurso en contra de Colau aseguró a la prensa que fue BComú quien había llamado a los grupos de ultraderecha para “reventar el acto” y cantó Els Segadors.

Pese a que se vivieron momentos de tensión no hubo que lamentar ningún incidente.