Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Clásica

Escaleras infinitas

Chaikovski, Kodály y Esa-Pekka Salonen en el el próximo concierto de la Orquesta Nacional de España

El pianista italiano Alessio Baxl.
El pianista italiano Alessio Baxl.

Cualquier tipo de idea que puedan hacerse de lo que van a encontrar en el próximo concierto de la Orquesta Nacional de España es en vano. Cuando se presentó esta temporada llena de "locuras" el título podía parecer exagerado, pero es en conciertos como los de este viernes y sábado cuando se verá que el lema es el indicado.

La primera parte del concierto es la calma que precede al diluvio. Una calma, eso sí, de una belleza arrebatadora. Un Chaikovski en estado de gracia regaló al mundo su Concierto para piano y orquesta número 1, y la mejor manera de agradecérselo son unos músicos con solvencia y gusto como la Orquesta Nacional de España que lo lleven a sus tablas. De la parte solista al teclado se encargará Alessio Bax. Este pianista con aires de Paul Newman y una mirada clara de las que dan escalofríos es mucho más que una cara bonita. Al piano es un intérprete capaz de extraer del instrumento una rica paleta de colores que en Chaikovski es siempre una explosión de primavera y rococó abundante.

El primer plato de este menú de contrastes lo pone una interesante colección musical de Kodály, representado aquí con sus Danzas de Galanta, creadas para el 80 aniversario de la Sociedad Filarmónica de Budapest, y que llevan la música de tradición gitana a los timbres de los conjuntos académicos.

Pero la gran sorpresa está en la segunda parte, cuando el dadaísmo entre en escena de la mano del poeta Hugo Ball, en cuyo poema Karawane se ha basado el atrevido   para construir una compleja estructura cargada de motivos y colores que representan la paradoja de las escaleras infinitas de Escher. Sin abandonar la letra del propio poema, intraducible, cuyos fonemas ayudan a configurar el discurso de la música en una espiral que no sabemos a dónde nos conduce, pero que tampoco podemos abandonar.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram