Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los coros del Palau ganan enteros

Mehta, Gardiner , Rattle entre las batutas de la temporada próxima que contará con voces como las de Kaufmann, Beczala, Damrau y Flórez

Zubin Mehta en el concierto de Año Nuevo de 2015.
Zubin Mehta en el concierto de Año Nuevo de 2015.

Todos juntos, con nuevos repertorios y con grandes batutas de la música e intérpretes. Los coros del Palau de la Música, el Orfeó Català, el Cor de Cambra, el Cor Jove y el Cor de Noies, están ganando una centralidad en la programación musical de la institución,  una tendencia que se ha marcado más desde la llegada, el año pasado, de Simon Halsey para dirigir el conjunto de las formaciones corales. Tanto la apertura como el cierre de la temporada próxima estará protagonizada por los coros. Considering Matthew Shepard, de Hella Johnson, que se podría definir como una Passió moderna, será el concierto inaugural el 21 de octubre y contará con todas las voces del Palau. Las mismas que cerrarán el curso el 15 de julio de 2018 con la obra El Monstre al Laberint , de otro autor contemporáneo, Jonhatan Dove, una obra que ha sido encargada por el director de orquesta Simon Rattle y Simon Halsey y que aborda la crisis de los refugiados.

Además de estos dos conciertos, el Orfeo Català intervendrá en conciertos bajo la batuta de Rattle –los dirigirá a capella en la previa al concierto de la Filarmónica de Berlín 8 de junio de 2018- con Zubin Mehta (9 de abril de 2018) y Daniele Gatti (26 de abril de 2018). La formación profesional de voces del Palau participará en el concierto de uno de los contratenores del momento, Philippe Jaroussky, que vuelve al Palau con la ópera Orfeo ed Euridice, de Gluck (5 de junio de 2018). Además de estas intervenciones, las formaciones corales tienen su propia programación en la que destaca un concierto participativo abierto a todo aquel que quiera cantar Carmina Burana bajo la dirección de Halsey el 11 de febrero de 2018. “Los coros tienen que estar en la centralidad de la actividad del Palau”, destacaba el director de la institución, Joan Oller. De una manera más gráfica lo apuntaba Halsey: “la casa tiene que abrir las puertas a todo aquel que quiera cantar y los coros deben tener un papel importante en la programación de la temporada”.

Un curso musical que se presenta con un buen ramillete de primeras batutas, orquestas sinfónicas, intérpretes y grandes voces. El ciclo Palau 100 contará con la actuación de Isabelle Faust; Philippe Herreweghe, Viktoria Mullova con la Bamberger Symphoniker y Anne-Sophie Mutter. Uno de los conciertos señalados será el que protagonizarán dos de los españoles más internacionales, el pianista Javier Perianes y el director Pablo-Heras Casado con la Filarmónica de Múnich (12 de febrero). La London Symphony Orchestra repite esta temporada (6 de marzo) bajo la batuta de John Eliot Gardiner con un programa de Schumann y Berlioz. Wiilliam Christie cerrará su etapa en el Palau con La Creación de Haydn el 14 de mayo de 2018. Conciertos en los que se alterna el repertorio de compositores clásicos –Schumann, Mozart, Beethoven, Brahms, Bach, Dvorák, Berlioz y Sibelius, entre otros- con autores actuales –la otra denominación que se suele utilizar para evitar el término contemporáneo- como John Adams y Albert Guinovart que este año serán los dos compositores invitados. Además de ellos, la música de otros contemporáneos, como Philippe Glass, Krzysztof Penderecki, Hector Parra, Arvo Pärt o la Música Callada de Frederic Mompou se combinará con los clásicos a lo largo del programa. Dentro del ciclo Palau Bach, Jordi Savall dirigirá por primera vez El Mesías de Händel el 20 de diciembre. 

El ciclo grandes voces ampliará los conciertos esta temporada y entre los más destacados está la vuelta, después de 19 años, del barítono Bryn Terfel, el debut en el Palau de la soprano Olga Peretyako y el tenor Piotr Beczala que repite tras el éxito del concierto del pasado mes de marzo. Dos de las voces más esperadas en cualquier sala de conciertos, Jonas Kaufmann y Diana Damrau, compartirán escenario el 24 de febrero y Juan Diego Flórez volverá con el Universo Flórez el 17 de abril de 2018.

Una repertorio –el propio y el que aportan otros promotores como Ibercamera y BCN Clàssics- que, como reconocía Oller en la presentación, no suele fallar y con el que poco a poco se está recuperando el público que ahuyentó la crisis. Ahora la media de ocupación de los conciertos de Palau 100 es del 71%. Un público que es mayormente femenino. La media de edad de los no abonados que compran entradas ocasionalmente es 46 años y un 25% son de fuera de Cataluña, destacando los que proceden de Estados Unidos, Corea del Sur, Alemania y Japón. El Palau quiere atraer a más público y repetirá el abono para jóvenes de hasta 35 años y el abono a medida. El año que viene introducirá otra variable de este último para que el potencial espectador defina someramente qué tipo de música le gusta más, a cuántos conciertos quiere asistir y su presupuesto para que el Palau le haga una recomendación personalizada.