Podem se descuelga de la fundación del partido de Colau

La formación morada retira su candidatura a la ejecutiva y sale de la confluencia

El líder de Podem, Albano Dante Fachin.
El líder de Podem, Albano Dante Fachin.Andreu Dalmau (EFE)

La dirección de Podem anunció ayer que se descuelga del partido de izquierdas que auspicia Ada Colau al no reunir su proceso de constitución las garantías democráticas necesarias cuando faltan tres días para empezar a votar on line los cargos de la ejecutiva El partido informó por la mañana que, a su pesar, no se daban las condiciones para participar en la asamblea fundacional del 8 de abril. Pablo Iglesias intentó mediar en el conflicto y el suspense se alargó durante horas hasta que las últimas negociaciones fracasaron. El líder de Podemos incluso alentó el acuerdo y apeló a la generosidad de las partes pero aceptó que Podem es soberano para tomar sus decisiones. Pasadas las 20.00 horas, Podem retiró la candidatura a la ejecutiva del partido, que a la postre implica salir de la confluencia.

Los comunes ningunean la decisión de Podem porque otras dos listas del partido concurren a la  ejecutiva

Con su renuncia, el partido en ciernes queda cojo al perder una de sus cuatro patas (BComú, Iniciativa, Esquerra Unida y Podem). Los comunes, como así se conoce al grupo de Colau, ningunearon, sin embargo, la decisión orgánica de Podem al sostener que otras dos listas de la formación morada continúan en el espacio y se presentan para acceder a la ejecutiva. La diputada Jessica Albiach, que perdió las primarias ante Albano Dante Fachin y próxima a los comunes, defendió que Podem sigue en adelante con la confluencia. "Defenderemos a Podem. Es importante que estemos todas", dijo la diputada en las redes sociales.

Más información
Podem y el núcleo de Colau reabren la crisis por el nuevo partido
Podem se suma al partido de Colau tras asegurarse sus demandas

Podem difundió un contundente comunicado en el que denuncia que no se cumplen las condiciones pactadas entre todos los socios tras la consulta a su militancia. La ejecutiva de Podem señaló tres deficiencias: que no se ha ratificado y firmado el código ético por parte de los candidatos —limita los mandatos y los salarios—; que el reglamento de votación no está consensuado y no contiene ni “el principio de neutralidad” ni de “juego democrático”. En ese punto, señalan que la falta de garantías se refleja cuando Xavier Domènech ha etiquetado su lista con En Comú Podem, la marca del Congreso. La candidatura de Fachin, votada desde los círculos y que estaba encabezada por la diputada Marta Sibina, se denominaba Radicalidad democrática ya!

Un registro que lleva al partido 'En Comú"

Podem denunció que cuando un militante se registra para votar en Un pais en Comú, la plataforma del proyecto, en realidad se está inscribiendo legalmente en el partido En Comú, registrado por el núcleo de Colau. Podem dice que ha recibido quejas de inscritos y lo ve una anomalía. Los comunes alegan que lo han hecho para dar cobertura legal al proceso. El nombre del partido  no se votará en la asamblea. En Comú, de hecho, es uno de las denominaciones que se barajan para bautizar el nuevo partido junto a En Comú Podem; Comuns y Catalunya en Comú.

Los comunes achacaron la decisión a que tuvieron que poner un NIF -el registro legal de un partido- para darle cobertura legal al proceso y que eligieron el de En Comú. La decisión, dicen, fue pactada entre todas las partes y aseguran que la base de datos de la plataforma de Un país en común se destruirá.

El tercer elemento es que no se facilita la participación de los inscritos. En teoría, tenían que poder votar desde su propia página web y enlazarse con la de Un país en común, la plataforma del proyecto. Podem sostiene que aún no dispone del contrato de la empresa encargada del sistema de votación, que quien vote on line tendrá dos días menos para hacerlo y que sus ya exsocios son “árbitro y parte” y marcan las condiciones unilaterales de los inscritos. Fuentes de Podem lamentan que sus exsocios exijan a sus militantes el DNI y pidan que crean en su buena fe en los puntos de votación activados por el territorio en los que Podem no tiene interventores.

La decisión de Podem causó estupefacción en los comunes que consideran que Podem ha puesto nuevas exigencias sobre las ya pactadas hace una semana. Ayer por la mañana, de hecho, ya no tenían esperanza en que se alcanzara un consenso. Su análisis es que se cumplen todas las condiciones acordadas hace ocho días. David Cid, de Iniciativa,mantuvo la misma tesis y recordó que Podemos también lo ratificó. Esquerra Unida i Alternativa vio, sin embargo, margen aún para el acuerdo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS