Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont asegura que los catalanes “indultarán” el fallo con el referéndum

Ciudadanos y Podemos piden respeto a las sentencias judiciales, mientras que la CUP y la ANC llaman a desobedecer

Sentencia Artur Mas
Declaración institucional del presidente catalán, Carles Puigdemont, acompañado de los consejeros Oriol Junqueras (I) y Raul Romeva (D). EL PAÍS

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha lamentado el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por la organización de la consulta independentista celebrada el 9 de noviembre de 2014. En una comparecencia junto a su vicepresidente, Oriol Junqueras, y al consejero de Asuntos Exteriores y Participación, Raül Romeva, Puigdemont ha asegurado que la condena de inhabilitación "la indultará el pueblo de Cataluña en referéndum” y ha asegurado que el fallo no cambia "nada" en su hoja de ruta.

Puigdemont ha descartado adelantar la consulta al señalar que esta se celebrará "a finales de verano o a principios de otoño", en respuesta a la pregunta de una periodista de un medio extranjero a quien le ha respondido que su hoja de ruta no ha cambiado "nada" con la sentencia.

Como ya ha señalado en otras ocasiones, ha criticado la negativa del Gobierno de Mariano Rajoy a dialogar y ha considerado irremediable que, sea antes de la consulta o después, el conflicto entre ambas administraciones tendrá que ser solventado a través del diálogo.

Tras conocerse la sentencia que condena al expresidente de la Generalitat y las que fueron sus consejeras ha empezado una lluvia de críticas a las inhabilitaciones, que podrán ser recurridas ante el Tribunal Supremo.

El actual presidente catalán, Carles Puigdemont, había tuiteado: "¿Qué error! Qué diferencia con las democracias consolidadas y saludables". Puigdemont ha lamentado el fallo justo cuando la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, se plantea convocar un nuevo referéndum de independencia en Escocia. "La comparación es más punzante", ha dicho. Después, acompañando a Mas en su comparecencia en el partido, ha asegurado que la condena "estimulará a aquella gente que pueda tener dudas sobre nuestra determinación", en referencia al compromiso de convocar un referéndum independentista.

Una de las primeras en reaccionar a la sentencia ha sido Carme Forcadell, presidenta del Parlament y segunda figura institucional de Cataluña tras Puigdemont. Forcadell, que también se enfrenta a una posible inhabilitación por hacer caso omiso a sentencias del Tribunal Constitucional, ha señalado en Twitter: "Todo mi apoyo ante esta sentencia injusta a Mas, Ortega y Rigau. La democracia no se inhabilita, se ejerce".

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha apoyado al expresidente y a las exconsejeras ante la "injusta" sentencia por la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014. En un apunte en Twitter ha destacado que el fallo llega "un día después de la advertencia de Europa a España" por la reforma del Tribunal Constitucional (TC) impulsada por el Gobierno central. 

El portavoz de Esquerra, Sergi Sabrià, ha criticado que "una vez más el Estado utiliza los Tribunales para parar este proceso, pero no podrán". La CUP ha censurado el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, al considerar que "es una sentencia política contra 2 millones de personas que salimos a votar por los derechos nacionales del país. No acatamos".

Su diputada parlamentaria, Anna Gabriel, ha avisado de que Cataluña ha de seguir por la senda de la desobediencia con los ojos puestos en el referéndum. "La respuesta a la sentencia ha de ser que vayan preparando la condenatoria de convocar y celebrar el referéndum".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha lamentado la sentencia condenatoria, al considerar "muy grave" que en plena democracia "se juzgue y se inhabilite a políticos por poner urnas. Judicializar un conflicto político es enquistarlo", ha dicho a través de Twitter.

Desde les organizaciones independentistas que apoyan al Gobierno catalán, el presidente de la Asamblea Catalana, Jordi Sànchez, ha llamado a no hacer caso de la sentencia. "Aceptar la condena del TSJC es tanto como renunciar al principio de que votar no es ningún delito. Un solo día de inhabilitación ya sería excesivo", ha señalado a través de las redes sociales. Desde la cuenta oficial de Òmnium Cultural se ha tuiteado: "Sentencias como las de hoy nos trasladan a una etapa predemocrática que creíamos haber dejado atrás. Ninguna habilitación nos parará".

"El Gobierno va a hacer cumplir la ley" 

El portavoz del PP, Pablo Casado, transmitió la posición oficial del partido y del Gobierno tras la reunión del comité de dirección que presidió Mariano Rajoy: “La justicia pone a cada uno en su sitio y nadie puede intentar quebrar la convivencia de los catalanes sin que el Estado de Derecho funcione. Las instituciones democráticas funcionan y la Justicia se hace paso. Los ciudadanos pueden tener la certeza de que no existe impunidad y hoy pueden ver que al final la ley siempre se abre paso porque no existe democracia sin ley”.

Casado manifestó a continuación que en Cataluña los independentistas son minoría “aunque ellos no lo sepan o no lo quieran saber” y señaló que su “victimismo envolviéndose en la estelada y la señera para justificar una supuesta agresión externa ya no se lo cree nadie”. El dirigente popular confirmó que el Gobierno de Rajoy seguirá como hasta ahora, no visitando Cataluña sino estando en Cataluña, y tildó de “excentricidad que en pleno siglo XXI y de la globalización haya gente que se empeñe en poner barreras”. Casado subrayó que “el Gobierno va a hacer cumplir la ley” y que los tribunales actúan en beneficio de todos y calificó este lunes como un día “de tristeza porque por primera vez un presidente de Cataluña ha sido inhabilitado”, en alusión a un Artur Mas que ve “fuera de juego”, pero también “de alegría, porque la justicia funciona”.

José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos ha pedido "respeto a las decisiones judiciales y una enseñanza para todos: los políticos no estamos por encima de las leyes, no estamos por encima de los tribunales y estamos para cumplir las leyes, o en su caso modificarlas, pero no para saltárnoslas".

Mientras, desde Podemos, Pablo Echenique, secretario de organización, ha dicho que "no nos gusta que se judicialice la democracia. No nos parece que poner urnas sea un delito. Respetamos las sentencias judiciales , pero no estamos de acuerdo con su contenido". El secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, se expresó en términos parecidos. "Artur Mas es el heredero del pujoliismo; una de las peores expresiones de la Trama, pero que le condenen por poner urnas es una vergüenza".

La organización antiindependentista Societat Civil Catalana ha celebrado la sentencia del TSJC. Considera que remedia "un desafío al Estado de derecho sin precedentes en nuestra democracia. Muchos ciudadanos se sintieron desamparados aquel día al comprobar cómo los poderes públicos actuaban impunemente".

Por su parte, el PNV ha lamentado la sentencia y ha expresado su solidaridad con Mas, Ortega y Rigau. "Estamos ante un asunto político que nunca tendría que haberse llevado a los Tribunales, debe resolverse a través del diálogo", ha dicho Aitor Esteban, portavoz del partido nacionalista vasco en el Congreso. "Otros tomarán el testigo para intentar conseguir lo que en una sociedad democrática debería ser posible con naturalidad, y es que Catalunya pueda expresar libre y democráticamente cuál es su voluntad política y cuál es su deseo para el futuro".

Más información