Los presos venezolanos y el parque de Felipe VI tensan el grupo socialista

La abstención sobre la propuesta de invitar a Madrid a los familiares de Leopoldo López sacudió al grupo municipal socialista

La portavoz socialista, Purificación Causapié, con los concejales de Ahora Madrid.
La portavoz socialista, Purificación Causapié, con los concejales de Ahora Madrid.Carlos Rosillo

La tensión en el grupo municipal socialista es patente. El abstenerse en el pleno del martes cuando se debatía la invitación a los familiares de los presos venezolanos, además de su respaldo a que se cambie de nombre al parque Felipe VI, ha provocado la división. Ramón Silva, edil socialista en Hortaleza, votará a favor de que la junta elimine el nombre del Rey, mientras otros lo califican de "inapropiado". Unos terceros tildan de "indignante" que no se apoyase a la familia del opositor Leopoldo López, cuyo partido es miembro de la Internacional Socialista.

La abstención del grupo en el último pleno municipal sobre la propuesta de los populares para que se invitase a Madrid a los familiares de los presos políticos venezolanos ha sacudido al grupo municipal socialista. Algunos concejales manifiestan su desacuerdo ante la decisión, pese a que reconocen que el PP rechazó una "moción de consenso" con el fin, dicen, de instrumentalizar el debate.

La enmienda del PSOE incluía en su punto tercero "declarar el apoyo y la solidaridad hacia los familiares de los presos políticos, enfatizando que el Ayuntamiento es una casa de puertas abiertas en la que los defensores de los derechos humanos siempre tendrán acogida". Ante el rechazo del PP (su propuesta era muy parecida), el PSOE prefirió sumarse a Ahora Madrid y abogó por la abstención.

Pero cuando estaba todo preparado para rechazar la propuesta popular, la alcaldesa Carmena, y su mano derecha, Marta Higueras, votaron con el PP y esta fue aprobada. Los socialistas no daban crédito, máxime cuando seis concejales de Ahora Madrid (Yolanda Díaz, Carlos Sánchez Mato, Mauricio Valiente, Rommy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán y Javier Barbero) se negaron a condenar al régimen chavista con el argumento de que todo era un "teatrillo" político del PP.

Estos seis ediles provienen de movimientos ciudadanos y de Izquierda Unida, que hoy militan o participan en Ganemos, uno de los colectivos que con Podemos da forma a Ahora Madrid.

"Yo decido mi agenda", dijo este miércoles la alcaldesa, quien remarcó que su intención es recibir a "todo el mundo" en Madrid. "Si la ONU se ha pronunciado, yo apoyaré siempre los pronunciamientos de la ONU", agregó la regidora, quien reiteró que Ahora Madrid no es un partido político, sino "una agrupación de vecinos, de ciudadanos".

Desde Podemos intentaron apagar la polémica. El mismo Pablo Iglesias, líder de la formación, afirmó que la "posición institucional" de la regidora es compatible tanto con su decisión como con la de los ediles de Ahora Madrid.

Dentro el PSOE, sin embargo, la decepción por no haber apoyado de forma clara esta proposición es palpable. El exportavoz del grupo, Antonio Miguel Carmona es tajante al respecto: "El PSOE siempre ha estado a favor de la libertad y del derecho de los familiares de los presos políticos a visitar las instituciones". Su posición, compartida por otros concejales tal y como han admitido a EL PAÍS, es de "indignación" ante la abstención. "Es una posición que deberíamos haber evitado", explican y reconocen que Carmena decidió con "buen criterio mostrar su determinación ante la violación de los derechos humanos".

Cercanía a Ahora Madrid

La cercanía a Ahora Madrid en las principales cuestiones de política ciudadana sacude al grupo socialista también en relación al resultado de la consulta ciudadana. Los socialistas remarcaron varias veces su apoyo a ampliar los instrumentos de participación, pero la decisión de Ahora Madrid de llevar el proceso a los extremos incomoda a parte del PSOE.

"Estamos cayendo en la locura", comentan algunos concejales consultados por este periódico. Se refieren a la decisión del gobierno de Carmena de permitir que unos 2.500 vecinos —equivalente al 0,1% de los madrileños mayores de 16 años— cambien el nombre al segundo parque más grande la ciudad: de Parque de Felipe VI a Parque Forestal de Valdebebas.

La reflexión versa entre la "diferencia" de fomentar la participación y elevar toda propuesta vecinal a posición política, que estas fuentes vinculan con el "populismo". "No se puede legitimar un cambio así", reflexionan.

Para que el cambio se lleve a cabo —el gobierno local considera el voto de la consulta "vinculante"— es necesario el apoyo del PSOE. El concejal socialista de Hortaleza, Ramón Silva, cercano a Pedro Sánchez, votará en la junta de Hortaleza la propuesta de cambio de nombre ya que se muestra favorable a acatar el resultado de la consulta.

La posición oficial del partido en este sentido es de dar el visto bueno a la modificación. Consideran que es "coherente" con lo decidido por el grupo en 2014, cuando la exalcaldesa Ana Botella (PP) utilizó su mayoría en el pleno para renombrar a esta zona verde como Parque Felipe VI. "El PP no buscó entonces ningún consenso y fue un error por parte de la Casa Real aceptarlo", explica Silva.

En este ambiente, el martes pasado el PSOE logró que el pleno municipal apoyara una propuesta suya para convocar una mesa de trabajo compuesta por todas las formaciones con el fin de dar más concreción a las consultas. Se trata de una propuesta que busca "mejorar" los procesos, introduciendo unos "filtros" —según reiteran varios concejales del PSOE—, aunque no parece claro que Ahora Madrid lo vaya a aceptar.

"No pactamos nada con Rita Maestre"

Ante la "sorpresa" por la decisión de Manuela Carmena de romper la disciplina de su grupo y votar a favor de recibir en el Ayuntamiento a los presos políticos de Venezuela con el PP, fuentes socialistas explicaron a EL PAÍS que la abstención se pactó con Rita Maestre, portavoz del gobierno, al considerar que el PP actuaba de forma instrumental.

Este miércoles, fuentes oficiales del grupo negaron esta versión. Señalaron que la abstención se acordó de forma "unilateral" anteriormente. "No pactamos nuestra posición con Ahora Madrid y ni con Rita Maestre", explicaron. "Se habló internamente sobre la abstención y todo el mundo estuvo de acuerdo explícitamente".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50